Ha pasado por 52 festivales internacionales (de Moscú a Montreal, pasando por América Latina, Estados Unidos o España) donde ha cosechado más de 20 premios. Ahora llega a las salas españolas la historia de Maxime Stransky, un actor y espía a las órdenes de Stalin que trabó amistad con Sergei Eisenstein y que sus responsables califican de “road movie histórica”.

Con forma de verdad

El falso documental es un género cinematográfico de larga trayectoria que ha sido empleado por reconocidos cineastas a lo largo de la historia. Woody Allen dirigió y protagonizó Zelig a principios de los años 80, la historia de un hombre que adoptaba la apariencia de aquellos que tenía a su alrededor.

Peter Jackson, director de El señor de los Anillos, también se embarcó en un proyecto de estas características, que comparte con El efecto K su acercamiento al séptimo arte. Fue en el año 1995, cuando estrenó La verdadera historia del cine. En esta comedia, el espectador conoce la verdad de la historia del cine: en realidad, el personaje más influyente de la historia del séptimo arte nació en Nueva Zelanda, donde fue capaz pionero en filmar con sonido o color.