Nacido en 1837 en Mississipi y fallecido en 1922, las imágenes que se conservan de Newton Knight recogen a un hombre de gesto decidido y mirada profunda, directa, retadora. En una interpretación nada afectada que remarca la talla del actor, Matthew McConaughey encarna con convicción (se mete y nos mete en el personaje) a este campesino que lideró el alzamiento que llevó a la declaración de independencia del Condado de Jones, en el que fue abolida la esclavitud.

Los hombres libres de Jones nos sitúa en el escenario de la Guerra de Secesión, en 1862, cuando el Gobierno Confederado de Estados del Sur promulga la conocida como Ley de los 20 Negros, que liberaba del reclutamiento a quien tuviera en propiedad a un mínimo de 20 esclavos. Esta decisión convirtió la contienda en una guerra de pobres.

Hastiado de esa injusticia y de plegarse a los intereses de los más ricos, Knight desertó y, encabezando a un grupo de granjeros y a un número creciente de esclavos que se unieron a la causa, llevó a cabo un levantamiento armado que convirtió al Condado de Jones en el Estado Libre de Jones.

Atípico personaje, Knight convivió durante años con Rachel, una antigua esclava con la que no logró casarse, y con Serena, su primera esposa, e instituyó la primera comunidad interracial de Estados Unidos, en la que cada ser humano tenía idénticos derechos.

Un viejo reto

Tras años de investigación sobre este desconocido episodio de la historia, Gary Ross, que había dirigido en 2012 Los Juegos del Hambre, encaró el rodaje de Los hombres libres de Jones para saldar un viejo reto, “una historia que me perseguía desde que tuve noticias de lo que había pasado en aquel viejo condado. Knight es una pieza fundamental de la historia de Estados Unidos”.

La Guerra Civil no terminó con el cese de las batallas, prosigue Ross. “Norte y Sur no se reconciliaron y los amos volvieron a sus mansiones y los esclavos a recoger algodón. No hubo final feliz. Eso es un mito que los norteamericanos decidimos asumir para liberarnos de la responsabilidad de tener que hacer frente a muchos temas pendientes que hoy nos siguen salpicando”.

La película que ahora se estrena, como recalca su máximo responsable, intenta hacer justicia a uno de esos pioneros de la libertad y de la lucha por derechos elementales contando la verdad. “No narra la historia de un triunfo, pero explica cómo hombres como él contribuyeron de modo decisivo a establecer que la justicia es algo a lo que todos y cada uno de los seres humanos tenemos que aspirar”.

Bien dirigida y magníficamente interpretada, Los hombres libres de Jones adolece en algunos tramos de un exceso de mesianismo. Parece que aquellos hombres fueran un compendio de virtudes a los que no se les pudiera rebatir ni uno solo de sus actos, algo que como es bien sabido cuando hablamos de seres humanos es discutible. Pero el conjunto es muy de agradecer pues, además de informarle, instala al espectador ante un logrado espectáculo cinematográfico.

Los hombres libres de JonesLos hombres libres de Jones
Dirección y guion: Gary Ross
Intérpretes: Matthew McConaughey, Gugu Mbatha-Raw, Mahershala Ali, Keri Russell, Christopher Berry
Fotografía: Benoît Delhomme
Música: Nicholas Britell
Estados Unidos / 2016 / 139 minutos