Este proyecto pretende acercar el mundo de la pintura y su proceso creativo al gran público. Para hacerlo, el artista cuenta con el apoyo de su hijo, Nicolás Alcalá, director de la película El Cosmonauta, uno de los proyectos más exitosos de financiación colectiva o crowdfunding.

Explorar

La tecnología permite explorar diferentes técnicas, narrativas, medios y canales de distribución, yTraviata se apoya en ella. Partiendo de interpretaciones en directo, que son grabadas y fotografiadas, se crea el material del que luego nacen los cuadros. Además, todas las creaciones están licenciadas bajo Creative Commons, lo que permite a cualquier persona crear sus propias versiones. Las mejores serán invitadas formar parte de la muestra oficial.

Como explica el propio Alcalá, “se trata de mezclar la pintura, el cine, el teatro y la fotografía, pero no lo voy a hacer yo solo. Estoy invitando a otros artistas a aportar su propia visión creativa a mi trabajo. Creamos juntos para narrar, cada uno con su visión artística personal, con los mismos escenarios y actores, la mayor historia de amor jamás contada”.

Traviata ha lanzado una campaña en la plataforma de crowdfunding Kickstarter, que durará 30 días. De esta forma, cualquier persona de cualquier parte del mundo que quiera contribuir a este proyecto creativo puede hacerlo a cambio una chapa, láminas de edición limitada firmadas, uno de los cuadros o incluso la posibilidad de convertirse en protagonista de una de las futuras escenas.

Cuatro escenas

El objetivo que se busca con las aportaciones de los mecenas es conseguir 18.000 euros con los que poder rodar las cuatro escenas que el pintor tiene en mente para completar la serie, con sus cuatrosets y su equipo de artistas. Una vez alcanzado el objetivo, Alcalá trabajará durante un año en su estudio, donde pintará los 70 cuadros que completan el proyecto.

Las exposiciones en Nueva York y Madrid hacen que durante la campaña se puedan visitar en diferentes puntos de la ciudad algunas muestras de los cuadros que más tarde irán a parar a los mecenas.

Está previsto que en 2014 Manuel Acalá exhiba la obra completa en Buenos Aires, Nueva York y Madrid.