La muestra, titulada Darío de Regoyos en el Museo de Bellas Artes de Asturias, está concebida como homenaje al pintor riosellano y se suma a la muestra que acoge el Museo de Bellas Artes de Bilbao. Está compuesta por los fondos que del pintor se conservan en el Museo, a excepción del cuadro doble Valmaseda/Autorretrato, prestado a la exposición de la capital vizcaína, y de los dos importantes depósitos (Por los muertos y Víctimas de la fiesta) que se exhiben desde hace años en el Museo.

Está, por tanto, integrada por un total de 20 obras: cuatro pinturas (los óleos Automne Basque, Peregrina (la esposa del pintor) y San Antolín de Bedón, a los que se une el pastel Danza lenta, Asturias; el aguafuerte En la iglesia y la serie completa de Pais Basco croquis de album (más conocido como Álbum Vasco), integrada por 15 litografías.

Abanderado de la modernidad

Estas últimas estampas, que al igual que el aguafuerte se exponen por primera vez desde su ingreso en el Museo, ofrecen la visión que este “vasco de adopción” (como lo calificaba Baroja) tenía de los pueblos, gentes, paisajes y fiestas de aquella tierra, con escenas costumbristas referidas a la religiosidad, la muerte, el trabajo, los bailes populares y las fiestas tradicionales. Unidas a la edición, dos años después, de su célebre libro España negra, suponen además uno de los puntos de inflexión entre su etapa neurasténica y filosófica y la más colorida y vital que caracterizaría su pintura impresionista posterior.

La muestra se acompaña de la edición de un catálogo en el que se incluyen dos estudios centrados en la conexión del pintor con Asturias y en el papel de Regoyos como grabador, especialmente a través de su Álbum Vasco. Con él, y con las diversas visitas guiadas que se organizarán a la exposición, se cerrará el homenaje del Museo asturiano a este abanderado de la modernidad artística de los años que van de finales del siglo XIX a comienzos del siglo XX, cultivador de una pintura que llegó a abordar los más variados registros, como pueden ser los del impresionismo, neoimpresionismo, puntillismo, expresionismo y simbolismo.