Durante el espectáculo se interpretarán canciones, piezas y juegos de muy distintos estilos, en torno a la ópera de Engelbert Humperdinck, Hänsel und Gretel.

Fernando Palacios resume así la actividad:

“Os voy a contar una noticia buena, una mala y otra regular. La buena es que una dulce ancianita ha construido una casa muy peculiar en medio del bosque, para que todo el que pase se ponga las botas: los ladrillos son de chocolate, las vigas de guirlache, los cristales de caramelo; la puerta está fabricada con mazapán y las ventanas con terrones de azúcar moreno; las tejas son de crujiente bizcocho y el humo que sale por ella es algodón de azúcar. La noticia mala es que en realidad la ancianita no es otra que una perversa bruja disfrazada, cuyo régimen de comidas no contempla los dulces (es diabética), ella se deleita con las carnecillas tiernas de los niños que se detienen admirar y dar un lametón a esa empalagosa construcción. La noticia regular es que tanto la casa como la bruja no son de verdad, sino que pertenecen a un famoso cuento, que los Hermanos Grimm recopilaron y escribieron en un libro, y un buen compositor (con el llamativo nombre de Engelbert Humperdinck) lo convirtió en una ópera genial. Para ambientar mejor el cuento, hemos sustituido la bruja por un mago de los que, con sus juegos de manos, dejan con la boca abierta”.

  • Precio: 10-12 euros (menores de 16 años) y 19-22 euros (adultos)