Comisariada por Sema D´Acosta, Expectativa y Memoria propone una revisión profunda y detenida sobre España y Marruecos, dos lugares afines pero al mismo tiempo extrañamente desconocidos, y los intercambios que han mantenido desde el principio del siglo XX. Según explica D’Acosta, “en el análisis de las relaciones entre los dos pueblos aún está pendiente la exploración del papel que juega y jugará la cultura, más allá de aspectos económicos o políticos, que suelen ser los cotidianos en el debate del día a día”.

La exposición toma como punto de partida las fotografías de época de José Ortiz Echagüe (Guadalajara, 1886-Madrid, 1980) y Bartolomé Ros (Cartagena, 1906-Madrid, 1974), dos autores fundamentales para aproximarnos al norte de África durante la primera mitad del siglo pasado, periodo marcado por el Protectorado. Su obra se completa con la de otros 10 autores, españoles y marroquíes contemporáneos del siglo XXI, que, al igual que los primeros, centran su mirada en los rasgos humanos y dan protagonismo a las personas.

Es precisamente la interrelación entre las imágenes históricas con las de otros creadores contemporáneos donde reside la clave de la propuesta expositiva, que “nos permite recapacitar sobre el pasado y el futuro de Marruecos y reflexionar sobre el poder de la imagen a la hora de construir la identidad de un territorio”, asegura el comisario.

Itinerante

Los artistas contemporáneos que participan en la exposición son Miguel Trillo (Jimena de la Frontera, Cádiz, 1953), Juan Manuel Castro Prieto (Madrid, 1958), Lucas Gómez (San Sebastián, 1972), Manolo Espaliú (Sevilla, 1970), Carla Andrade (Vigo, 1983), Francis Tsang (Londres, 1966), Yasmine Taferssiti (Tánger, 1988), Leila Alaoui (París, 1972), Omar Mahfoudi (Tánger, 1981) y Bruno Barbey (Marrakech, 1941).

Con motivo de la exposición, que se enmarca en el proyecto Acercando Orillas, se ha propuesto crear una red de comunicación y aprendizaje entre los creadores de los dos países para estimular el aprendizaje y el intercambio entre ambas sociedades. Tras su paso por Sevilla, la muestra iniciará un recorrido itinerante que la llevará en los próximos meses a Madrid y a Bilbao.