La exposición cuenta aproximadamente con 60 piezas, lo que permite un dilatado recorrido por los principales movimientos y la contextualización de las piezas en los movimientos artísticos que fueron teniendo lugar a lo largo del periodo seleccionado.

Piezas de Sorolla, Pinazo, María Blanchard, Juan Gris, Benjamín Palencia, Antonio López, Claudio Bravo, Alfonso Albacete y Manolo Valdés, entre otros, comparten espacio con una personal selección del comisario, Kosme de Barañano, de artistas de las últimas generaciones.

“Todo bodegón nace bajo la apariencia de pintura naturalista”, escribe De Barañano, “como si las frutas estuvieran tomadas del árbol dos minutos antes, como en los cuadros de Antonio López, pero no deja de ser una construcción muy pensada. El bodegón evoca un Zeigeist, un espíritu del tiempo, una búsqueda del tiempo perdido”.

La muestra cuenta, además, con obras de José Manuel Ballester, Miquel Barceló, Alberto Corazón, Lulu Figueroa y Antoni Tàpies, entre otros artistas.