Hasta el 1 de septiembre, Moro presenta en el segoviano Torreón de Lozoya TRIACA, Dioscórides-Laguna-Gamoneda, una exposición interactiva que vincula el arte, la botánica, la farmacopea y la medicina con la realidad aumentada, la historia y las letras de Antonio Gamoneda. Todas estas disciplinas confluyen en 192 obras –entre acuarelas, esculturas, instalaciones y algunas pinturas– plenas de armonía muy capaces de bajar las revoluciones de nuestra rutina, abstraernos y suspendernos en el tiempo.

Para el artista, esta muestra “tiene un mensaje claro de concienciación ecológica. Dioscórides escribió hace ya dos mil años que ‘el hombre siempre va detrás de la naturaleza, pero la naturaleza nunca va detrás del hombre’, pero parece que se nos ha olvidado. Debemos cuidar nuestro planeta, la casa donde vivimos”.

“Con TRIACA quiero plasmar la dualidad de las propiedades de la naturaleza y su potencial. El mundo de las plantas tiene su Yin y su Yang, su blanco y su negro o su cara y su cruz. Las plantas que aparecen en esta serie, conforme a la dosis de consumo, pueden ser medicinales, psicotrópicas o veneno. El equilibrio, como en la vida, se encuentra en la cantidad, la dosis y la manera de administración y esto también se refleja en el sentido de la muestra”, explica el creador segoviano.

Realidad aumentada

Para Luis Moro, el arte, a través de sus colores y formas, ha servido a lo largo de la historia para enriquecer aquellas cosas donde las palabras no llegan. Por este simple motivo, en esta serie, coordinada por Olga Simsolo y comisariada por José Manuel Springer, se han incluido algunas piezas olfativas, musicales y poéticas.

El esfuerzo que hacen Moro y Simsolo en sus visitas guiadas no se limita a llamar la atención de nuestro sentido del oído, de la vista o del olfato. Las obras cobran vida a través de la realidad aumentada, generando nuevas experiencias emocionales y sensoriales. Sus componentes psicoactivos, visuales y musicales interconectan el mundo virtual con el real, creando una relación con el espectador e invitándole a descubrir nuevas formas de concebir y relacionarse con el arte.

Todo ello se resume en un valor añadido de contemporaneidad, no sólo a través del arte, sino también a través de la música atmosférica de Four Hands Project y las animaciones en 2D desarrolladas por Moro en colaboración con Gam, Artred y Axertia International.

Gamoneda y Laguna

En la exposición, Luis Moro ha fusionado su arte con el del poeta Antonio Gamoneda para presentar, además de la exposición, el libro TRIACA, Dioscórides-Laguna-Gamoneda, con el que el artista busca adentrar al público en la poesía, la historia de la medicina y la farmacopea, poner en valor la aportación de cada cultura al conjunto del saber y reivindicar las figuras de los doctores Andrés Laguna y Pedacio Dioscórides. “Trabajar con alguien de la grandeza, sencillez y talla poética de Gamoneda ha sido un privilegio y un encuentro mágico, como lo son las plantas que documentamos en el libro sexto del Dioscórides, el clásico de la farmacopea”, destaca el artista.