Conformada por obras procedentes de una colección privada francesa, Man Ray. Fotografías selectas se estructura principalmente en tres temáticas: el desnudo, el retrato y los rayogramas. Estos últimos constituyen la faceta más experimental del artista. Fotografías realizadas sin cámara que se obtienen colocando objetos sobre papel fotosensible y exponiéndolos a la luz durante unos segundos. Con ellos, Ray otorga importancia a objetos cotidianos y sin aparente valor para que ofrezcan un aspecto inédito y confuso. En concreto, la exposición presenta ocho de estas obras, la mayoría agrupadas originalmente por el artista en el álbum Champs délicieux (1922).

Rayographie

Rayograma. Rayograph, 1923 (1966). Gelatina de plata. Colección particular, París. © Man Ray 2015 Trust, VEGAP, Málaga, 2024. Fotografía: Telimage, París.

El término rayograma es la adaptación en español de rayographie, una palabra inventada por el poeta dadaísta Tristan Tzara para definir estas fotografías, y que incluyó en el prefacio de Champs délicieux en un juego de palabras con el propio nombre de Man Ray (Hombre Rayo).

Como explica Horacio Fernández, «cada rayograma es una constelación de blancos y negros que surge milagrosamente de un truco de magia y técnica. Los trucos de hoy son las verdades de mañana, escribirá Man Ray, tan satisfecho por no tener ni idea de lo que saldrá de sus experimentos como de haber creado algo nuevo a partir de casi nada, apenas un poco de luz y oscuridad».

 

También Ray sobresalió en sus desnudos y en la captación del cuerpo humano. Encuadres, juegos de luces y otros recursos ayudan a presentar unos trabajos fotográficos que preconizan el surrealismo. Esta sección se nutre principalmente de desnudos femeninos, para los que posaron amigas, amantes y musas del artista, como Kiki de Montparnasse, protagonista de El violín de Ingres, presente en la muestra.

En cuanto al retrato y la fotografía de moda, también le otorgarán fama y renombre. Personajes célebres del París de los años veinte y treinta –entre los que se encuentran artistas coetáneos españoles como Miró, Dalí, Buñuel, Juan Gris o Picasso– aparecen en sus obras dotados de una sobriedad y maestría que le reportó gran prestigio. Esta última sección incluye, asimismo, una vitrina con 13 retratos y autorretratos del propio Ray en los que aparece mayoritariamente en actitud desenfadada y burlona, y que aportan un contrapunto a la propuesta expositiva.

Esta exposición cuenta con el patrocino del Ayuntamiento de Estepona.

– ¿Quiere descargar el folleto de Man Ray. Fotografías selectas?