El Museo Nacional del Prado presenta ahora El hijo pródigo de Murillo y el arte de narrar en el Barroco andaluz, una exposición que incluye tres importantes series narrativas: la que describe la parábola del hijo pródigo de Murillo; la que narra la historia de José, realizada por Antonio del Castillo, ambas completas y conservadas en la National Gallery de Dublín y el Prado, respectivamente; y la mayor parte de los cuadros que describen la vida de san Ambrosio, obra de Juan de Valdés Leal. La comparación entre ellos permite apreciar tanto las afinidades como las diferencias desde el punto de vista técnico, estilístico y narrativo de tres de los nombres principales de la pintura andaluza del Barroco.

La muestra, comisariada por Javier Portús, jefe de Conservación de Pintura Española (hasta 1800) del Prado, incluye también una sección con obras dispersas que en su momento formaron parte de series de este tipo, y que representan escenas de banquete o encuentros alrededor de un pozo, lo que permite llamar la atención sobre el hecho de que en ellas, junto con su importante contenido narrativo, conviven fórmulas que pertenecen a otros géneros, como el paisaje, la pintura costumbrista o el bodegón. Con estos cuadros, que exigen una lectura atenta, pausada y secuenciada, y que tienen una naturaleza esencialmente narrativa, se invita al espectador a ensayar un acercamiento a la pintura antigua distinto al que es actualmente más habitual, pero que resulta más cercano al que existía en la época y entre el público para el que se pintaron.

En total, la muestra incluye un conjunto de 33 obras del Prado, la National Gallery de Irlanda e instituciones como la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, el Museo de Bellas Artes de Asturias, el Museo de Bellas Artes de Sevilla y la Biblioteca Nacional del España.

Pie de la ilustración principal: El hijo pródigo abandonado (El hijo pródigo apacienta a los cerdos). Bartolomé Esteban Murillo. Óleo sobre lienzo, 104,5 x 134,5 cm, h. 1660-65. Dublín, National Gallery of Ireland. El hijo pródigo apacienta los cerdos. Jacques Callot. Estampa 6 de La Vie de L’enfant Prodigue faite Par noble J.Callot, et mise en lumière Par Israel son amy, Dediée A Monseigneur Armand de Maillé Marquis de Brezé, Maistre de Camp d’un Regiment [París], Cum privilege Reg. Israel [Israël Henriet] [ex]cudit, 1635 Madrid, Colección particular.