Este estudio, el más completo en España sobre el sector académico, realiza un análisis de la edición a través de aspectos que directa o indirectamente se vinculan con la calidad y transparencia de las publicaciones y que tienen incidencia en el contexto de la evaluación de la investigación.

“El objetivo de este estudio ha sido conocer mejor el sector editorial científico/académico español, sobre el que pocas veces se había profundizado y, además, proporcionar información objetiva, no mediatizada y obtenida con metodologías científicas a la comunidad académica y al sector editorial.

El informe realiza una propuesta de clasificación de editoriales en función de los diferentes parámetros estudiados: grado de dedicación al libro científico, agrupación de la producción editorial en colecciones, la producción editorial por disciplinas científicas, la especialización de las editoriales, su prestigio entre los lectores especializados o la transparencia a la hora de seleccionar los originales. La existencia de esta categorización permitiría situar a la edición académica y científica española en los mismos niveles que la de otros países de nuestro entorno.

Según estos datos, en España existen cerca de 700 editoriales cuyos libros son clasificados en disciplinas como la Ciencia, la Tecnología, la Medicina, las Humanidades y las Ciencias Sociales. En la caracterización del sector editorial que se ha elaborado a partir de encuestas de 128 editoriales, se observa que editan una media de 61 títulos al año, fundamentalmente libros de investigación original, ensayos y manuales docentes, si bien libros de divulgación científica están adquiriendo en los últimos años una mayor importancia.

El volumen de la producción editorial académica en España representa en torno al 20% de la producción editorial total. De ella, el 81% corresponde a libros dedicados a Humanidades y Ciencias Sociales y el 19% a títulos de Ciencia, Tecnología y Medicina. En total existen más de 500.000 ISBN en el catálogo editorial español.

“El sector de libro académico y científico español es un claro ejemplo de la diversidad editorial de nuestro país. De hecho, según se refleja en el Informe, el 68% de las editoriales facturan menos de un millón de euros, algo que está en relación con la realidad del sector editorial en nuestro país, donde el 83% de las editoriales tienen un tamaño pequeño”, explica Antonio Mª, Ávila, director ejecutivo de la FGEE.

El Informe revela que la edición digital de las publicaciones académicas y científicas sigue su crecimiento. Un 45% de los libros académicos de las editoriales se publican en este formato. De hecho existe ya un número relevante de editoriales que son 100% digitales. Además, el 39% de las editoriales ofrece la opción de impresión bajo demanda de sus fondos.

El informe concluye recordando que el “volumen de la producción editorial académica en España muestra la intensa actividad de estas editoriales y el esfuerzo que, en consecuencia, la comunidad académica hace para publicar resultados de investigación en libros. Por eso, este estudio supone también una oportunidad para reivindicar el rol del libro académico en la producción científica del país, tan relevante o más como la publicación de artículos de revistas y, sin embargo, ausente de los informes de desempeño científico que se generan a nivel nacional y que la prensa habitualmente maneja”.