Los datos son explícitos y hablan de la dimensión de esta Feria organizada por la Asociación de Empresarios del Comercio del Libro de Madrid (Gremio de Libreros), la Asociación de Editores de Madrid y la Federación de Asociaciones Nacionales de Distribuidores de Ediciones (FANDE), y patrocinada por el Ayuntamiento, la Comunidad de Madrid y el Banco de Sabadell: entre los 471 expositores que participan están representados 25 organismos oficiales, nueve distribuidores, 60 libreros especializados, 55 libreros generales, 185 editores de Madrid y 137 editores de fuera de esta Comunidad.

Lema y cartel

El lema de esta septuagésimo cuarta edición es ‘El amor está en lo que tendemos / (puentes, palabras)’. Los dos versos iniciales de uno de los poemas incluidos en Breve son de José Ángel Valente, a quien, como señala el director de la Feria, Teodoro Sacristán, “recordamos en el quince aniversario de su muerte, y cuyas palabras tomamos prestadas como expresión de la convicción de que la palabra y el libro, y el diálogo que se establece en la lectura, son instrumentos que son y serán imprescindibles”.

Por otra parte, también el amor por los libros se plasma en el cartel de Fernando Vicente que, como el mismo describe, es “gráficamente sencillo, representa el flechazo que recibimos cuando la lectura nos atrapa y llegamos a pensar del libro que tenemos en la mano que alguien lo escribió para nosotros”. El artista, además, transmite en el gesto de la protagonista “la alegría y el disfrute con los libros”.

Múltiples actividades

Esta 74 edición se caracteriza por la diversidad de actividades. La escritora Dolores Redondo será la encargada de leer el pregón inaugural, ‘Lo que está por venir’, un análisis positivo, constructivo y esperanzado del sector del libro y, en particular, de autores y libreros.

También esta convocatoria se suma a los actos conmemorativos del quinto centenario de Teresa de Ávila a través de la mesa redonda Tristeza y melancolía no las quiero en casa mía.

Y Carmen Martín Gaite, cuando se cumplen quince años de su desaparición, y Ana María Matute que, en esta la primera cita de la Feria en la que ella no estará, serán objeto de homenaje recordando a los niños que pueblan sus relatos. También a Dámaso Alonso, para conmemorar el cuarto de siglo de su ausencia.

Además estarán presentes el cine y su mundo, a través de dos mesas redondas, y el protagonismo de Europa Central con la presencia de los autores polacos Adam Zagajewski, Andrej Sapkowsli y Olga Tokarczunk en este año en que se ha designado a la ciudad de Wroclaw como Capital Europea de la Cultura y Capital Mundial del Libro. Y, entre otro buen montón de actividades, la celebración de las exposiciones Un mundo de montañasDrácula.

La gran fiesta del libro iluminará durante dos semanas los Jardines de El Buen Retiro en Madrid. Todos quedan invitados.