Desde ese momento su sonrisa desaparece y por más que Alejandro lo intenta no consigue que vuelva a ser la de antes. Un buen día decide pedir ayuda nada y más y nada menos que a Papá Noel. Problema: es verano, ¿alguien sabe qué hace y dónde está Papá Noel durante estos meses? Poco a poco… la música se colará aún más es la historia y tendrá un protagonismo vital.

Así empieza Allegro, un libro escrito por Alfredo Gómez Cerdá (Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil 2009) e ilustrado por Juan Ramón Alonso que acaba de publicar Mr. Garamond. Se trata de un cuento muy especial, distinto en gran medida de los que pueden encontrarse en los mismos estantes de las librerías, porque contiene una música. Esa música encierra los sonidos y melodías que cada día ayudan a los más pequeños que sufren enfermedades graves o muy graves a luchar contra el dolor.

Carla Navarro ha sido la encargada de crear esta música basándose en sus experiencias como musicoterapeuta en la Fundación Porque Viven y la Unidad de Cuidados Paliativos Pediátricos del Hopital Infantil Universitario Niño Jesús. Junto a María Martínez Gil entra en la vida de muchas familias que ven en la musicoterapia una ayuda inestimable.

En cuidados paliativos

“La musicoterapia es totalmente desconocida en España, y sobre todo en cuidados paliativos, porque somos muy pocas personas las que trabajamos en este ámbito. Tiene cuatro áreas de intervención: la parte social, la parte emocional, la cognitiva y la física. Nuestro objetivo como terapeutas es, por ejemplo, estimular el brazo derecho del niño porque es el que más le cuesta, o potenciar todas sus capacidades verbales o no verbales a través, por ejemplo, de movimientos de ojos ya que hay niños que se comunican con el exterior abriendo y cerrando los ojos”, relata.

“En este colectivo nos hemos dado cuenta de que el objetivo más importante es el bienestar y la calidad de vida. A partir de ahí ya hay ramificaciones que vienen muchas veces de las necesidades de los padres. Nosotras nos acercamos al niño en silencio porque somos la música que llega. Desde el silencio empezamos a trabajar. Lo primero que hacemos es crear una atmósfera musical en la cual el niño empieza a entender que hemos llegado. Se crea un ambiente concreto dependiendo de cómo esté la casa. A partir de ahí van surgiendo las cosas, a veces con pequeños sonidos que ellos tienen, por ejemplo. Los recogemos y los introducimos en las canciones. Si el niño tiene problemas mamá o papá les ayudan a tocar para que sean ellos los protagonistas que van haciendo la música. Poco a poco nosotros creamos el resto de los sonidos. Al final toda la familia acaba comprando instrumentos musicales para tocar con sus hijos y disfrutarlos. Lo más gratificante es que formas parte de estas familias porque no te abren las puertas de su casa, te abren las puertas de su vida, de su corazón, de sus sentimientos… “, explica Carla.

Beneficios

Cuando a Alfredo Gómez le llegó la propuesta de hacer este libro por parte de Mr. Garamond no se le iba de la cabeza la intención de la editorial de hacer algo “por una buena causa”. Conjugando esta idea con la del valor literario enseguida se le ocurrió la idea de una niña enferma que pierde la sonrisa y otra persona empeñada en devolvérsela. Luego pensó que estaría bien que esta segunda pidiera ayuda a Papá Noel.

“Parto de una experiencia de muchos años escibiendo para niños, creo que conecto con ellos y además estoy en contacto permanente. Soy una persona que está todo el día dando charlas en colegios, institutos, bibliotecas… Es algo que me aporta mucho porque me da ideas y no pierdo de vista cómo son. Eso es lo que me hace llegar mejor a ellos. Conocerlos”, cuenta el autor.

“Hace unos años hubo una crisis del álbum ilustrado y prácticamente desapareció de los catálogos de las editoriales. Es curioso porque luego pequeñas editoriales apostaron por él casi de una manera artesanal. Algunas ni si quiera tenían un local y trabajaban desde casa. Esas pequeñas editoriales son las que lo han resucitado y ahora hay muchas grandes que se han dado cuenta de que hay una demanda. Además hay cada vez más adultos que a los que les gustan. Algunos incluso los coleccionan porque hay dibujos maravillosos. Cualquier adulto los ve y se queda asombrado por su calidad”, cierra.

A Juán Ramón Alonso poder ilustrar un libro como Allegro le pareció un regalo. “La historia me pareció tiernísima. Con mucho sentido del humor. Me enchufé enseguida a ella. Empezé a hacer bocetos con la intención de no trivializarla porque quería que fuera amable y respetuosa”.

Los beneficios de la venta de Allegro serán destinados al proyecto de musicoterapia de Fundación Porque Viven. Más adelante Mr. Garamond tiene previsto sacar una aplicación bajo el nombre de Allegro en la que la música compuesta por Carla Navarro será lo primordial, ya que de momento en el libro sólo aparece la partitura en la contraportada.

allegro

Allegro

Texto: Alfredo Gómez Cerdá

Ilustraciones: Juan Ramón Alonso

Música: Carla Navarro

Mr. Garamond

Precio: 16,90 euros

Páginas 41