Albert Boadella, el director de los Teatros, ha ejercido de chef y ha presentado un menú de degustación amplio y variado. Primero ha querido esbozar algunos datos interesantes sobre la pasada temporada, que ha contado con 210.000 espectadores, 107 montajes y un 80,7% de ocupación.

“Estamos en la 7ª temporada y es el momento de hacer alguna reflexión. Los Teatros del Canal se han convertido en un teatro de referencia de Madrid, de España e incluso a nivel internacional, porque tenemos producciones que están viajando al exterior como es el caso de ¡Viva Madrid!, que irá a Omán, o de El Pimiento Verdi, que el próximo agosto estará en Buenos Aires (Argentina). Hay, por tanto, una extensión de los Teatros. A partir de la primera temporada nuestro ascenso ha sido progresivo en un época de crisis, en la que mientras todo el mundo bajaba de público, nosotros subíamos”.

Sentido común

¿Cuál ha sido la clave del éxito? El propio Boadella afirmaba que no se debe a ninguna genialidad. “Aquí simplemente se ha aplicado el sentido común y la colaboración positiva de las instituciones”. Ha insistido, además, en que en todos estos años no ha recibido una sola indicación sobre cómo debía hacer las cosas, “tal y como debe ser en democracia”.

Reconoce también que ha tenido la suerte de iniciar de nuevo un equipo, y eso “es muy relevante”. Entró en los Teatros pensando que estaría un año, ya que firma los contratos año tras año, y ha reconocido que al final “tendrán que echarme a patadas”.

Después, haciendo gala del hombre de teatro que es, se ha vestido de chef para ponerse detrás de una cocina de atrezo y desgranar los ingredientes de la próxima temporada en lo que ha denominado un “auténtico festín escénico”, dando a cada espectáculo un plato diferente, desde huevos fritos con patatas hasta bacalao al pil-pil pasando por tapas de alta cocina y vinos variados.

Figuras del teatro

El 27 de agosto, la temporada levanta el telón con Bajo terapia, una comedia dirigida por Daniel Veronese. Lluvia constante, interpretada por Roberto Álamo y Sergio Peris-Mencheta, repite en la Sala Verde después del éxito de crítica y público. En el mes de octubre, Juan Carlos Rubio dirigirá a Fernando Cayo en El príncipe, un drama basado en textos de Maquiavelo.

Con dirección de Víctor Conde, El cabaret de los hombres perdidos es un montaje de teatro musical sobre un joven gay aspirante a cantante. Desde Buenos Aires llega Escenas de la vida conyugal, de Ingmar Bergman, dirigida por Norma Aleandro e interpretada por Ricardo Darín y Érica Rivas.

Durante las fiestas navideñas, L´Om Imprebís presenta dos espectáculos, ambos de improvisación, La Crazy Class, y el que fue su primer espectáculo hace 20 años, Imprebís. Y en las mismas fechas la compañía Los Goliardos ofrece la comedia más popular del teatro francés actual, Papá Noel es una mierda, donde un grupo de personajes desesperados pasan la última noche del año.

Presencia internacional

Con un drama clásico vuelve en enero Teatro Guindalera, en esta ocasión para presentar Tres hermanas, de Chéjov. Y del mismo autor, entre marzo y abril, Vania, basado en Tío Vania, con dirección y dramaturgia de Carles Alfaro.

En febrero, el veterano director Gerardo Vera pone en escena La reina de la belleza de Leenane, del dramaturgo angloirlandés Martin McDonagh, con un gran reparto, encabezado por Terele Pávez y Ariadna Gil. En el mismo mes, la compañía Sexpeare y el director de escena Salva Bolta ocuparán la Sala Negra con el clásico Rinconete y Cortadillo.

En el mes de abril, con la firma de Mariano de Paco en la dirección y con interpretación de José Manuel Seda, se estrenará El prisionero, un drama sobre la identidad. En el mismo mes y después del éxito en la pasada temporada, el Shakespeare´s Globe y la Fundación Siglo de Oro, en colaboración con Teatros del Canal, presentan Trabajos de amor perdidos.

En mayo tres grandes apuestas: en la Sala Negra, Toni Cantó dirige Debate, un texto sobre cómo se gobierna un país. En la Sala Roja, Robert Wilson dirigirá a Mikhail Baryshnikov en solitario en Letter to a Man, una nueva obra basada en los famosos diarios del bailarín y coreógrafo ruso Vaslav Nijinsky. Y en la Sala Verde y desde Oriente, King Lear, de Contemporary Legend Theatre. La obra, interpretada por un único actor que a su vez es el director artístico de la compañía, integra instrumentos musicales tradicionales, un llamativo vestuario oriental y la típica gesticulación de la ópera china.

El Festival de Otoño a Primavera de la Comunidad de Madrid presentará en los meses de octubre, noviembre y diciembre tres montajes claves en la escena europea. El estreno en España de John, de la compañía DV8 Physical Theatre, inaugura el festival. El dramaturgo galo Pascal Rambert dirigirá a Bárbara Lennie e Israel Elejalde en La clausura del amor, un texto del propio dramaturgo sobre el amor y el desamor. En la Sala Roja desembarcará Golem, de la compañía 1927, una obra escrita y dirigida por Suzanne Andrade ambientada en un mundo futurista.

Danza clásica y contemporánea

La temporada dancística se inaugura el 27 de agosto con el Víctor Ullate Ballet – Comunidad de Madrid con dos programas, El amor brujo y Samsara, que se simultanearán en días alternos como una compañía de reportorio.

Desde mediados de septiembre, el Ballet Nacional de Cuba presentará algunos de sus repertorios más conocidos, como El lago de los cisnes, un programa triple con Carmen, Las sílfides y Celeste, y Don Quijote.

Como ya es costumbre, en el mes de noviembre, el Festival Madrid en Danza mostrará una selección de las mejores propuestas del panorama nacional e internacional. El coreógrafo Antonio Ruz y la música barroca de Accademia del Piacere presentarán una fantasía escénica inspirada en la contaminación artística entre España y Francia, À l´espagnole.

El Ballet du Nord y Olivier Dubois propondrán Tragédie, donde nueve mujeres y nueve hombres desarrollan una forma corporal distinta, tras deshacerse de sus problemas. En la creación The Primate Trilogy, de The Forsythe Company, la coreografía será la protagonista.

Kyle Abraham, con la colaboración de Araham.In.Motion mostrará Pavement, que habla sobre el conflicto de los hombres afroestadounidenses a finales del siglo XX. Por último, Daniel Abreu presentará Venere, un trabajo para cinco bailarines que araña el tema del amor y sus desórdenes.

En periodo navideño, y pensado para todos los públicos, cobrará vida pinoXXio, de la compañía Ananda Dansa, con un grupo instrumental de la Joven Orquesta de la Comunidad de Madrid. Completa la oferta navideña para todos los públicos La caja, un espectáculo de magia de Nacho Diago.

Para 2016, el Silicon Valley Ballet exhibirá una selección de las mejores piezas de su repertorio, bajo la dirección artística de José Manuel Carreño. Y en tres únicas funciones en marzo, el Eifman Ballet mostrará Rodin, un homenaje al escultor y a su ayudante, amante y musa, Camille Claudel.

En abril, María Pagés presentará su particular visión de la Carmen de Bizet y del papel de la mujer en Yo, Carmen. En el mismo mes, el Het Nationale Ballet, compañía nacional holandesa, exhibirá un programa triple formado por Metaforen, Adagio Hammerklavier y Two Gold Variatons. El Ballet Nacional de Marsella traerá en abril Le corps du Ballet National de Marseille, con coreografía de Emio Greco y Pieter C. Scholten.

Mucha lírica

La apuesta de los Teatros del Canal por la lírica es firme y por eso participan en la producción de varios montajes, como En el foso de La Traviata, donde el público podrá disfrutar del espectáculo desde el foso, sentados en las sillas de los músicos; Farinelli, el castrato del Rey Felipe, con guion y dirección de escena de Gustavo Tambascio, una evocación barroca de la prolongada estancia del mítico castrado al servicio de Felipe V.

Después de su estreno en el Festival de Verano del Teatro Auditorio San Lorenzo de El Escorial, y con distinto reparto, la ópera Don Carlo dirigida por Albert Boadella ocupará la Sala Roja en tres únicas representaciones.

En colaboración con el Teatro Real se exhibirán El caballero de la triste figura (una coproducción de los Teatros del Canal con la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales) y Dos delirios sobre Shakespeare. La primera es una ópera de cámara con música y libreto de Tomás Marco sobre textos de Cervantes, y la segunda un montaje teatral con textos de José Sanchis Sinisterra y música de Alfredo Aracil.

Y la última coproducción de la temporada 2015/2016, Amor brujo: el fuego y la palabra, con La Fura dels Baus. Un montaje donde el agua y el fuego intervienen de manera física.

Mucho más

Desde Argentina llegará La Celia, un musical sobre la vida de la vedette Celia Gámez interpretada por Ivanna Rossi bajo la dirección de Emilio Sagi. La viuda alegre, protagonizada por Natalia Millán, compartirá director de escena con la anterior. También desde Buenos Aires, el actor, humorista e imitador Martín Bossi desgranará un monólogo musical donde recrea a los grandes artistas de la música de todos los tiempos.

Estrenada en 1669, ‘para los divertimentos del rey’ y poco representada hoy en día, llega a escena Monsieur de Pourceaugnac, texto de Molière, música de Lully y ahora interpretada por la compañía Thèâtre des Bouffes du Nord y el ensemble Les Arts Florissants. Matrimonio, dinero, enfermedad… los temas preferidos de Molière.

Como ya es tradición, el maratón musical se repite y este año plantea, bajo el título Oh, là là musique, un recorrido por la música francesa. La cita será el 6 de diciembre. Y el 29 de mayo tendrá lugar otra jornada de puertas abiertas, el IV Encuentro de Bandas. También repetirán los festivales de Música Contemporánea de Madrid, de Ensembles y el Ciclo Jóvenes Intérpretes de la Fundación Scherzo.

El pianista y compositor Jordi Sabatés propone el visionado del clásico del cine Nosferatu, el vampiro (1922), con la audición de la banda musical que él ha creado y que interpreta en directo.

La Joven Orquesta y Coro de la Comunidad de Madrid seguirá protagonizando el Ciclo Ibercaja de Música con más 20 conciertos; matinales musicales, conciertos en familia y para escolares y conciertos sinfónicos. Para completar la programación musical, un año más se realizarán las Noches de vino y música.

Y para completar una programación comprometida con la calidad en cualquiera de sus disciplinas artísticas, este año el público madrileño también podrá disfrutar del Festival Suma Flamenca y del Festival Operadhoy, del Festival de Fado y del Festival Clazz y el Festival de la India. En el mes de marzo repetirá cita para los más pequeños el Festival Internacional Teatralia.

Creación y talento

Apostando por la creación, vuelve Talent Madrid 2016, en formato concurso/festival, descubriendo e impulsando a nuevos talentos de todas las artes escénicas. La fase concurso online será entre enero y abril y la fase de exhibición y finalistas en junio.

En la Sala Negra, y en septiembre, se exhibirá la primera muestra de compañías residentes en el Centro Danza Canal, Viaje al centro de la danza, dando la oportunidad a compañías de todos los estilos de mostrar su trabajo.

El Centro Danza Canal (CDC), centro coreográfico de la Comunidad de Madrid ha visto nacer ya más de 120 proyectos. Sus dos convocatorias anuales de residencias temporales ofrecen la posibilidad de trabajar en alguno de sus nueve estudios a lo largo de tres meses.