“Creo que se nos ha tachado de ocultar cosas y deberíamos haber creado algo así antes. Se trata de explicar bien el modelo para que te puedan comprender. Por otro lado, no creo que haya una causa-efecto entre los grupos-artistas y los usuarios, lo que nos preocupa es tener un producto excepcional. Queremos que los usuarios estén contentos porque, independientemente de lo que opinen los artistas, el público busca un producto de calidad. En cuanto a Thom Yorke, después de todo lo que hemos explicado, creo que debería haber cambiado de opinión”, afirma Javier Gayoso, director de Spotify para España y Portugal.

Todo está más claro ahora. Del 100% de los ingresos de Spotify, el 70% se paga a las discográficas y el 30% se lo queda la compañía. “Spotify tiene 5 años de vida y en ese tiempo hemos pagado mil millones de euros a las discográficas, 500 millones en lo que va de 2013”, señala Gayoso.

“Otros competidores refuerzan nuestro discurso”

También la semana pasada la plataforma hacía uno de sus grandes anuncios: abría su servicio gratuito para móviles y tabletas con dispositivos iOS y Android, aunque con publicidad (2,5 minutos por hora con cuñas de 20 o 30 segundos) y de un modo aleatorio que se alimenta desde las listas personales del usuario, de las que sigue, mediante la pestaña ‘descubrir’ o a través de la búsqueda por artista.

Desde la empresa afirman que estos nuevos servicios no han llegado para hacer frente a la competencia, sino por el aumento de móviles en la sociedad. “Nuestro principal competidor sigue siendo la piratería, ya que los servicios de ‘streaming’ solo suponen el 5% de las escuchas. Algo así, además, lleva mucho tiempo prepararlo. En realidad lo que hacen otros competidores, como Deezer, es reforzar nuestro discurso y allanarnos el camino”, apunta el director de Spotify España.

La plataforma de escucha de música quiere que la gente que la descubra mediante el servicio gratuito en el móvil después se pase al premium buscando evitar la publicidad y porque cuenta con la parte ‘offline’, gracias a la que se puede escuchar música sin interrupciones por problemas de conexión. Además, la calidad también es diferente y ofrece tres modalidades: normal, alta y extrema. Ésta última sólo es posible contratando el servicio premium.

España, entre los países europeos con más usuarios

Spotify tiene 20 millones de discos en su catálogo y está presente en 55 países. Recientemente ha incorporado los discos de Led Zeppelin, como ya hizo en su momento con los de Metallica y Pink Floyd. Tiene 24 millones de usuarios activos y 6 millones de pago. España, aunque sin conocer datos de usuarios concretos (ni de pago ni gratuitos), está entre los tres primeros países de Europa en cuanto al número de usuarios. El 25% de ellos es premium, un porcentaje menor que el de en otros países, según Gayoso “por las circunstancias culturales y del momento. Aquí lo de pagar siempre cuesta más”.

De cara al 2014, la plataforma continúa desarrollando el servicio ‘Descubre’ (o discover) por el que sugiere nuevos grupos y artistas, y también el merchandising y el ticketing. “Este último servicio va encaminado a que cuando estás escuchando a un artista, a través del sistema de geolocalización, te avise de si un artista toca en concierto en tu ciudad o en una ciudad cercana. Aún no está desarrollada la plataforma por lo que no puedo informar de si va a ser a través de un desarrollo interno o externo”, cierra el director.