En colaboración con Filmoteca Española y Radio Televisión Española (RTVE), el archivo comienza con 300 registros entre los que destacan las visitas oficiales de Eva Perón o James Stewart,  el documental inédito Introducción al Museo del Prado (1985) de Basilio Martín Patino o la serie de RTVE Mirar un cuadro, con figuras como Alberti, Cela o Umbral.

Entre los materiales que dotan el fondo hay producciones españolas e internacionales (EE.UU., Reino Unido, Italia y Dinamarca), dirigidas por nombres clave de la cinematografía como Orson Welles, George Marshall, Carlos Saura, Pilar Miró, Antonio Mercero, Jesús Fernández Santos, José López Clemente o Ramón Masats, entre otros.

“La hora de los valientes” de Antonio Mercero, 1998. Producida por Enrique Cerezo PC. Imágenes cedidas por Video Mercury Films.

“La hora de los valientes” de Antonio Mercero, 1998. Producida por Enrique Cerezo PC. Imágenes cedidas por Video Mercury Films.

Entre las ficciones hay que destacar la presencia de actores y actrices tan populares como Rita Hayworth, Rex Harrison, Tony Leblanc, Aurora Bautista, Concha Velasco, Imperio Argentina, Francisco Rabal, Gabino Diego, Leonor Watling, Eduard Fernández o José Coronado; así como algunos documentales con locución de Fernando Rey o María Dolores Pradera.

Las dos líneas de trabajo que han estructurado este fondo son “El Museo como escenario” y “El Museo como inspiración”.

Escenario

Las imágenes recopiladas bajo esta línea de trabajo dan cuenta tanto de la historia material del edificio y del entorno urbanístico con las diversas obras y remodelaciones, como de la historia misma del país a través de los diversos retratos del público y las visitas oficiales. En ese sentido, el rodaje de exteriores del Museo, los noticiarios y reportajes del NO-DO filmados dentro de las salas o programas como Informe Semanal ofrecen una perspectiva excepcional de nuestra historia reciente.

“El pobre García” de Tony Leblanc, 1961. Producida por Sintes Films SL y Sampablo Films. Imágenes cedidas por Video Mercury Films.

“El pobre García” de Tony Leblanc, 1961. Producida por Sintes Films SL y Sampablo Films. Imágenes cedidas por Video Mercury Films.

En ¡Viva Madrid, que es mi pueblo! (1928), de Fernando Delgado, podemos ver cómo era la Puerta de Velázquez cuando el monumento con la escultura del artista, obra de Aniceto Marinas García, se encontraba rodeado de césped. El título Madrid (1942) de Ángel Negra nos muestra cómo era la Puerta de Goya antes de existir el acceso directo por la planta baja (en el que actualmente se ubican las taquillas del Museo); y en el mismo título se muestran imágenes de La Inmaculada Concepción de los Venerables de Murillo y la Dama de Elche, cuando acababan de regresar del Louvre de París tras las negociaciones en 1941 entre el Gobierno español y el francés de Vichy.

Mención especial en este apartado merece Tierra y cielo (1941) de Eusebio Fernández Ardavín, protagonizada por una copista de Murillo (Maruchi Fresno), pues buena parte de la cinta transcurre en el interior del Museo. Se trata de una película vinculada a la corriente historicista y patriotista del cine español de los años 40, pero en este caso ensalzando los valores de la nación a través de las obras del Museo. Uno de los principales atractivos de este título es la secuencia final en la que aparece la sala de Las meninas con la instalación de un espejo en el que se reflejaba la obra, creando un juego visual.

La iglesia de los Jerónimos y el claustro también aparecen reflejados en varios títulos, en su estado previo a la ampliación de Rafael Moneo; destacando una secuencia de Las chicas de la Cruz Roja (1958) de Rafael J. Salvia, en la que las protagonistas contemplan la salida de unos recién casados en la escalinata de la iglesia.

Algunos de estos elementos se repiten en otros títulos, así como las reformas en el entorno del Museo. El pobre García (1961) dirigida por Tony Leblanc, nos muestra el Monumento a Eugenio d´Ors del Paseo del Prado cuando estaba en proceso de construcción, y cuya inauguración podemos ver en un NODO de 1963.

En el año 2008, el cineasta Beda Docampo Feijóo retrataría la recién inaugurada ampliación de Moneo, al utilizarla como fondo para varias secuencias de su película Amores locos, protagonizada por una vigilante de sala del Museo del Prado, interpretada por la actriz Irene Visedo.

“Madrid: el Tesoro Artístico Nacional vuelve a su sede”, noticia extraída del “Noticiario Español Nº 24”, 1939. Imágenes cedidas por Filmoteca Española.

“Madrid: el Tesoro Artístico Nacional vuelve a su sede”, noticia extraída del “Noticiario Español Nº 24”, 1939. Imágenes cedidas por Filmoteca Española.

En cuanto a la historia del Museo cabe destacar la presencia de reportajes relacionados con la Guerra Civil, el trabajo de la Junta de Protección del Tesoro Artístico y el exilio de las obras del Museo del Prado durante el conflicto bélico. Son abundantes los reportajes sobre visitas oficiales de altos cargos representativos como Eva Perón, el presidente Quirino o los reyes de Jordania y de nombre famosos como James Stewart y Orson Welles.

En cuanto a reportajes y documentales sobre exposiciones históricas del Museo del Prado, hay que destacar el que Pilar Miró dedicó a la exposición de Velázquez en 1990, con hora y media de duración, en cuyo prólogo vemos a un joven príncipe de Asturias, don Felipe de Borbón, dando sus impresiones sobre la obra velazqueña.

Inspiración

Los materiales recopilados bajo esta premisa abarcan desde el género documental a cintas de ficción y reportajes divulgativos. Ejemplos de documentales serían Prado Vivo (1965), de Ramón Masats, en donde el realizador fija su atención en lo más humano: los visitantes del museo y Tres horas en el Museo del Prado, (1968) película basada en el clásico del escritor catalán Eugenio d´Ors, bajo la dirección de Jesús Fernández Santos, cineasta que llegó a rodar más de una docena de documentales en el Museo, la mayoría de ellos producidos por NO-DO, siendo por tanto el director cinematográfico que más veces ha trabajado en la Institución.

“Una nueva visión de Goya en el Prado” de Alicia Gómez Montano, 2008. Reportaje extraído de Informe Semanal. Imágenes cedidas por RTVE.

“Una nueva visión de Goya en el Prado” de Alicia Gómez Montano, 2008. Reportaje extraído de Informe Semanal. Imágenes cedidas por RTVE.

Especial atención merece la serie de RTVE Mirar un cuadro, dirigida por Alfredo Castellón, en la que cada semana un reconocido personaje intelectual de la época (entre poetas, escritores, pintores, escultores, arquitectos, periodistas, etc.) comentaba una pintura, confrontando su disertación con la opinión vertida por el público que contempla la obra en las salas del Museo. La serie contó con dos temporadas y se emitió desde 1982 hasta 1988, habiendo recopilado para el proyecto “Memoria audiovisual” un total de 84 capítulos que fueron grabados en el Museo, contando con figuras como Rafael Alberti, Carmen Martín Gaite, Camilo José Cela, María Zambrano, Rafael Canogar, Antonio Saura, Maruja Mallo, Peridis, Manuela Mena, Miguel Fisac o Francisco Umbral, entre muchos otros.

Entre las películas de ficción son frecuentes las alusiones cinematográficas a algunas de las obras maestras, a través de lo que se conoce como tableau vivant. Ejemplo de este recurso son las dos versiones de Locura de amor, de 1909 y 1948, que representan la pintura histórica Doña Juana de Castilla siguiendo el féretro de Felipe el Hermoso de Francisco Pradilla. Podemos encontrar la recreación de Los fusilamientos en Goya en Burdeos (1998) de Carlos Saura o Agustina de Aragón (1950) de Juan de Orduña. También alusiones a varias escenas de los cartones para tapices de Goya en títulos como: La maja del capote (1943) de Fernando Delgado, Goyescas (1942) de Benito Perojo o La Tirana (1958) de Orduña. Incluso tenemos una recreación de la estancia del Alcázar de Madrid en la que Velázquez realizó Las meninas, en El duende y el Rey (1948) de Alejandro Perla.

“La Primera Dama Argentina visita el Museo del Prado”, noticia extraída de NO-DO, 1947. Imágenes cedidas por Filmoteca Española.

“La Primera Dama Argentina visita el Museo del Prado”, noticia extraída de NO-DO, 1947. Imágenes cedidas por Filmoteca Española.

Hay que hacer referencia a otro texto clásico inspirado igualmente por las colecciones del Prado, que es Las meninas de Antonio Buero Vallejo. El programa de RTVE Noche de Teatro adaptó esta obra teatral en 1974, bajo la dirección de José Osuna y Manuel Ripoll. Buero Vallejo sería además uno de los intelectuales anteriormente referidos que participarían en la serie Mirar un cuadro en el año 1982, comentando la obra de Velázquez El bufón llamado don Juan de Austria.

En cuanto a monográficos dedicados a la divulgación de los grandes maestros de la pintura del Museo Nacional del Prado, dos ejemplos que han sido tratados de un modo temático, son Fiesta aldeana (1955) de José María Hernández Sanjuan, con la obra de David Teniers, o La vida de María (1952), narrada a través de pequeños detalles de La Anunciación de Fra Angelico.