La presentación del programa español del centenario tuvo lugar en la Embajada de México en España con la presencia de la embajadora Roberta Lajous; del director del Instituto Cervantes, Víctor García de la Concha, y del director de la Real Academia Española, José Manuel Blecua, a los que acompañaron, entre otras personalidades, el comisario del programa, Aurelio Major, el ex ministro de Cultura y director de la Casa del Lector, César Antonio de Molina, y el filósofo Fernando Savater, amigo personal del homenajeado, que distinguió entre escritores transitivos e intransitivos. “Los intransitivos –puntualizó– empiezan y acaban en sí mismos. Octavio Paz era de los otros, de los transitivos, un intelectual que no es un punto de llegada, sino un punto de partida”.

El de Octavio Paz es uno de los casos más singulares de las letras hispánicas por su vocación a la hora de conciliar tradiciones literarias, artísticas y de pensamiento de muy diversas culturas –europeas, americanas y orientales–, una vocación universalista de la experiencia literaria y la reflexión, iluminada por una incansable pasión crítica.

Poesía como centro

“La poesía es el centro irradiador absoluto de toda su obra y actividad pública. Una poesía de celebración y conocimiento que se interroga e interroga, lo que se ha tenido muy en cuenta a la hora de diseñar el programa”, afirmó Aurelio Major.

García de la Concha señaló que la lengua, tal como Paz defendía, “nos funda como individuos y como seres que vivimos en comunidad. La lengua es un universo, en ella nacemos, vivimos y morimos”.

Por su parte, el director de la Real Academia Española glosó, coincidiendo con el resto de intervinientes, la generosidad de Octavio Paz, y afirmó que el mayor homenaje que se le puede hacer a un escritor de su talla es volver a leer sus obras.

César Antonio Molina mostró su gratitud con alguien “al que tanto le debemos por haber representado de una forma tan extraordinaria la cultura en español en el mundo”.

Finalmente, Fernando Savater destacó la importancia que Octavio Paz otorgaba a la prensa y el respeto que le profesaba al periodismo veraz. “No está de más recordarlo en estos tiempos en los que la profesión periodística está atravesando muy difíciles momentos. Octavio Paz era un intelectual cívico, abierto a enseñar”, apostilló.

Actividades múltiples

Entre los actos programados cabe mencionar el ciclo de “conversatorios” sobre la figura y la obra de Paz con la participación de pensadores, ensayistas y editores, organizados por el Instituto Cervantes y el Centro de Estudios Mexicanos. La exposición Memoria de Octavio Paz tendrá lugar en la Biblioteca Nacional.

También se llevará a cabo la publicación de varios volúmenes con la correspondencia entre Paz y otros intelectuales y la presentación de un número especial de la revista Cuadernos Hipanoamericanos. Tendrá lugar un concierto en el que la soprano Lucía Salas cantará textos del autor en el Monasterio de Pedralbes de Barcelona y la exposición fotográfica Cercanías de Octavio Paz, de Ángel Merodio, se presentará en la Biblioteca del Instituto de México en España.

También se celebrará una conferencia de Pere Gimferrer en Santiago de Compostela, se proyectará Yo, la peor de todas en Casa de América, donde además se desarrollará el diálogo Tres miradas sobre Octavio Paz. También participa en el centenario la Residencia de Estudiantes, que será escenario de una amplia lectura de su poesía.

Primavera en su honor

En primavera, Mario Vargas-Llosa, junto a Felipe González y Fernando Savater, rendirán un homenaje al poeta mexicano en Casa de América y en la Biblioteca Nacional se presentará una antología de sus textos políticos. Además se representará el espectáculo escénico Blanco de Frederic Amat, autor del logotipo del centenario, en la Casa del Lector.

En la Feria del Libro de Madrid, jóvenes escritores y poetas leerán su poesía y se presentarán libros publicados por el Fondo de Cultura Económica con motivo de la efeméride.

Por su parte, la Universidad de Alcalá de Henares organizará el seminario Octavio Paz y los Premios Cervantes y se exhibirán fragmentos de la obra del poeta estratégicamente colocados en el mobiliario urbano de Madrid bajo el título Reencuentro con Paz.

En la última parte del año tendrán lugar coloquios entre expertos, encuentros entre editores y conferencias y el Círculo del Arte de Barcelona organizará una exposición y una lectura de poemas. La Fundación Antoni Tàpies será escenario del diálogo Poesía y pintura y Galaxia Gutenberg/Círculo de Lectores reeditará en ediciones económicas su Poesía completa, El mono gramático, La llama doble y Versiones y diversiones.