Entre otras se plantea la inclusión en la programación expositiva de colecciones y fondos fotográficos de ámbito catalán, públicos o privados; la puesta en marcha de un programa educativo dirigido al ámbito escolar y familiar; y la programación de ciclos de conferencias o la convocatoria de un premio.

Nadia Arroyo.

Nadia Arroyo.

Este nuevo espacio, que iniciará su actividad entre marzo y mayo del próximo año y que reemplazará a la sede actual, estará situado en uno de los edificios más representativos de la Barcelona contemporánea: la Torre MAPFRE. Ubicado en concreto en el conocido “Edificio Vela”, un amplio espacio curvilíneo a nivel de calle, la nueva sede dispondrá de un total de 1.400 metros cuadrados y contará con dos salas de exposiciones, un espacio para actividades educativas, un auditorio y una librería.

“Después de cuatro satisfactorios años de activa presencia en la vida cultural de la ciudad –afirma Nadia Arroyo, directora de Cultura de Fundación MAPFRE–, este nuevo proyecto viene a expresar el interés de la Fundación por reforzar su contribución al dinamismo y a la proyección de Barcelona a través de un ámbito –la fotografía artística– estrechamente asociado a la excelencia cultural de la Cataluña contemporánea”.

Además, Arroyo destaca que “el propósito final de la Fundación no es otro que sumar su contribución a la de reconocidas instituciones catalanas que, desde hace tiempo y con excelentes resultados, vienen dedicándose total o parcialmente a difundir la fotografía”.