En palabras del propio artista: “Mi intención con estos cuadros es unir conceptos que provienen de la cultura occidental con imágenes cuya influencia es claramente oriental y establecer relaciones, paralelismos y concomitancias entre sus significados; para mí, la sabiduría, la espiritualidad que emana de ambas culturas es universal y en lo más profundo se fusionan”.

Para Fernando Castro Flórez, crítico y profesor de Estética de la UAM, “la pintura de Yturralde habla de manera elocuente de su vitalidad creativa, tanto por su monumentalidad como por su sensualidad cromática”.

La belleza de la luz y sus variaciones ocupan un lugar central en las reflexiones de este creador fundamental en el arte abstracto español en torno al desbordamiento de los límites de la pintura, que se vuelve inmaterial y, por la senda de lo sublime, el vacío y lo infinito, conduce a una espiritualidad creativa que se puede asociar con las resonancias simétricas en los mandalas y la condensación expresiva de los haikus.

La elementalidad formal de sus composiciones pictóricas es la materialización estética depurada de un fondo contemplativo complejo, trascendente y evocador, con un poderoso componente emocional que contrarresta la objetividad y posible frialdad del soporte conceptual geométrico, matemático, científico en definitiva, que estructura el pensamiento del artista.

De las filosofías orientales ha adoptado la concentración en ideas aparentemente simples pero de extraordinaria densidad filosófica que formula de manera rotunda en una pintura abstracta minimalista pero intensa que combina geometría con color –luz para desvelar lo absoluto en el equilibrio de contrarios como nada y todo, vacío y plenitud, mínimo y máximo. En estas obras recientes, el color –y su ausencia– adquiere todo el protagonismo como elemento espacial y simbólico.

Los títulos de sus obras dan pistas de sus inquietudes e influencias: Citrinitas y Rubedo, las dos últimas etapas del proceso alquímico; Theletos y Pistis Sophia, divinidades gnósticas; o Izanami, diosa de la creación y de la muerte en la mitología japonesa.