El Teatro Español ha asumido un ambicioso proyecto: poner en escena la obra dramática completa de Mario Vargas Llosa. La Chunga es el texto elegido para inaugurar el ciclo.

El drama, escrito en 1986, sitúa la acción en 1945 en el viejo bar que regenta La Chunga, donde cuatro amigos beben y juegan a los dados. Uno de ellos, Josefino, pierde gran cantidad de dinero y ofrece en prenda su acompañante Meche –una joven e ingenua muchacha– a La Chunga, que se había quedado fascinada con ella. Ambas suben a la habitación de la dueña del bar y nunca más se sabe de la joven. Sobre esta trama se van sucediendo las especulaciones de unos y otros sobre lo sucedido, sus imaginaciones y sus temores.

Endurecida por la vida

Aitana Sánchez Gijón encarna a La Chunga, un personaje que tenía una presencia fugaz en la novela La casa verde de Vargas Llosa. “Con ella –ha señalado el escritor– me ocurrió algo que rara vez me ha sucedido con otros personajes luego de publicada la historia donde aparecen: permanecía muy viva en mi memoria, siempre presente, y con una expresión resentida, como reprochándome haberla desperdiciado, no haber sabido aprovecharla en todas las posibilidades que escondía”.

De esta forma, La Chunga fue apoderándose de la imaginación de Vargas Llosa, quien la convirtió en la protagonista del texto dramático que ahora pone en escena el Teatro Español. Desde su estreno en 1985 por el grupo Ensayo, bajo la dirección de Luis Peirano y con Delfina Paredes en el papel principal, la obra ha sido representada en una veintena de países.

“La Chunga es una mujer endurecida por la vida y su historia, un dardo directo a las tripas”, ha subrayado Aitana Sánchez-Gijón, quien ha subido al escenario junto al propio Vargas Llosa en tres ocasiones, con las obras Las mil noches y una noche, Odiseo y Penélope y La verdad de las mentiras.