Selectric Works hace referencia a la máquina de escribir de IBM, en su momento revolucionaria, que incluía distintas tipografías. Goldstein aprovecha esta distinción para componer dibujos con textos de diversas fuentes, tipos y tamaños que modifican su signifcado. Esta serie antecede a Selected Writings (1993-2000), una obra monumental de 17 cuadernos donde compiló innumerables textos provenientes de sus propias lecturas.

Untitled (Selectric Totems), 1988-1990. Typed text on paper. 43,2 x 27,9 cm.

Untitled (Selectric Totems), 1988-1990. Typed text on paper. 43,2 x 27,9 cm.

Considerado uno de los artistas más importantes y misteriosos de su generación, Jack Goldstein (Montreal, 1945 – San Bernardino, 2003) comenzó su formación en California Institute of the Arts en 1971. Esta escuela pretendía modificar el paradigma del método educativo en el campo de las artes que imperaba hasta aquella época. A través del profesor John Baldessari y su clase Post Studio se vehiculó un modo de enseñanza que diluía la jerarquía del profesor y el alumno y que se alejaba del aprendizaje técnico clásico.

Goldstein conoció allí a otros artistas, como David Salle, James Welling y Matt Mullican. La influencia de Baldessari giraba en torno a la injerencia de los medios de comunicación entre lo real y el espectador y en la construcción del relato consumista. Ya en Nueva York seguiría esta pauta la denominada Pictures Generation.

La obsesión de Goldstein fue tratar de distanciar la obra de su propia autoría. Célebre fue la frase: “Su nombre no era más que una reproducción detrás de otra y que se podía encontrar en la guía telefónica repetido diez mil veces”, que dio título a la retrospectiva Jack Goldstein x 10.000.