Dividida en varias secciones, la muestra –comisariada por Christoph Grunenberg, director de la Kunsthalle Bremen y Petra Joos, curator del Guggenheim Museum Bilbao– incluirá piezas de autores alemanes y franceses integradas en un discurso artístico que parte del Romanticismo y se extiende hasta el Impresionismo, el Impresionismo tardío, la colonia de artistas de Worpswede y el Expresionismo.

Se confrontan, así, las pinturas de los artistas románticos Caspar David Friedrich y Eugène Delacroix. Además, las obras de impresionistas franceses como Claude Monet, Edgar Degas y Pierre-Auguste Renoir se muestran junto a las del denominado “triunvirato” del Impresionismo alemán: Max Liebermann, Lovis Corinth y Max Slevogt. Se exhibirá también la obra de Van Gogh Campo con Amapolas, que evoca el mayor enfrentamiento que sacudió a Bremen en 1911.

Además estarán presentes los pintores de la colonia Worpswede y la artista de Bremen Paula Modersohn-Becker, responsables de impulsar la modernidad en el arte alemán. Y el broche final de la selección se reserva a los artistas pertenecientes a Der Blaue Reiter y Die Brücke, así como al rebelde Max Beckmann, coetáneos de André Masson y Pablo Picasso, el español que desempeñó un papel fundamental en el arte francés.

La celebración de la gran exposición Icons: Worship and Adoration en la Kunsthalle Bremen, que tomará todo el espacio expositivo de la institución, ha facilitado que, simultáneamente, las obras maestras integradas en sus colecciones puedan presentarse en Bilbao.