silvia2

Posted by & filed under Música.

Discos para compartir

silvia2
Compartir:





Son especiales. Merecen ser compartidos, reescuchados, analizados, desmenuzados y disfrutados. Elegir los mejores discos del año se antoja imposible por muchos motivos. Escoger 10 que han calado durante este año resulta más gratificante. Disfruten con ellos y añadan sugerencias personales en los comentarios. Compartan.

Leonard Cohen – Popular Problems

El pasado septiembre, Cohen cumplía 80 años y para celebrarlo sacaba nuevo disco, Popular Problems, que más que un autorregalo es un presente para sus fans y para los amantes de la poesía y de la buena música en general. Un álbum redondo, sencillo, con su toque poético, melancólico, profundo y roto. Ninguno de los nueve temas que lo componen tiene desperdicio.

Almost like the blues fue el single de adelanto, un tema lleno de sentido que habla de los males del mundo y que contiene un sentido mensaje. Sin embargo, es Samson in New Orleans uno de los temas más especiales del álbum. Con él, el oyente se deshace entre los versos de Cohen y la música, que a veces suena a una especie de himno y otras recuerda a alguno de sus grandes temas, como Take this Waltz o Susanne. El coro femenino y las cuerdas le dan un toque solemne, casi mágico. La voz de Cohen, especialísima como siempre.

Daniel Barenboim y Martha Argerich – Piano Duos

Berlín. Un teatro. Un concierto a cuatro manos. Mozart, Schubert y Stravinsky, y dos leyendas vivas del piano. Nacidos en Buenos Aires con sólo un año de diferencia, Argerich (1941) y Barenboim (1942) se encontraron sobre el escenario de la mítica sala de la Filarmónica de Berlín el pasado abril para ofrecer un recital único que quedaría plasmado en un disco para Deutsche Grammophon.

Argerich y Baremboim ya habían actuado juntos en 2013 en la misma sala, aunque entonces con Barenboim en su rol de director, por lo que el concierto fue el primero desde los años 80 que volvió a sentar a ambos al piano. Sin duda, un momento histórico. El álbum es un tesoro. Una verdadera joya para el melómano que capta unos instantes únicos entre dos dos excepcionales pianistas y amigos. Una petición para el 2015, ojalá Deutsche Grammophon pudiera publicar el DVD del encuentro porque verlos en acción es realmente impresionante.

Lana del Rey – Ultraviolence

Tras el éxito de Born to die, Lana del Rey ha confirmado su lugar en el pop con Ultraviolence, su último álbum. La cantante ha coescrito todas las canciones junto a Rick Nowels —quien ya había trabajado con ella en su disco anterior— además de incluir un nuevo colaborador, Dan Auerbach, que se encargó de la mayoría de la producción.

En su primera semana consiguió vender 880.000 ejemplares en todo el mundo. Sumado a eso, debutó en la mejor posición de las listas musicales de 14 países, entre ellos Australia, Canadá, Estados Unidos y Reino Unido.

Es un álbum hipnótico, lleno de capas, con un hilo conductor sugerente, sofisticado.

Silvia Pérez Cruz y Raül Fernández Miró – Granada

Un disco para susurrárselo a los amigos, para gritárselo al mundo. Sentimiento en estado puro. Sensibilidad. Mucha complicidad. También talento, encanto, esencia. Silvia Pérez Cruz se une a Raül Fernández Mallo, más conocido como su álter ego Refree, para grabar Granada.

En él desgranan un repertorio cuidadosamente seleccionado con canciones de Fito Páez, Maria del Mar Bonet, Édith Piaf, Leonard Cohen, Enrique Morente… Mientras consiguen encontrarse y fundirse con letras y música a flor de piel. Todo con una voz y una guitarra.

Future Islands – Singles

Seasons, la canción encargada de abrir Singles, es un auténtico reclamo para continuar con la escucha. Future Islands se revelan así, con su cuarto disco, como un grupo con mucho que decir en el panorama pop internacional y como uno de los ‘pelotazos’ de 2014.

La banda acaba de sacar un minidocumental titulado Raw Dawgs en el que muestra cómo cambió su futuro el lanzamiento de Singles y cómo, a pesar de estar tocando alrededor del mundo, tratan de mantener los pies en la tierra. El grupo ya ha confirmado su visita a España durante el próximo verano.

Jack White – Lazaretto

El cantante de The White Stripes ha arrasado este año con su segundo disco en solitario. De hecho es, en su formato en vinilo, el álbum más vendido de los últimos 20 años.

Punk, blues, hip-hop, folk, rifs y más rifs en baladas y temas más bailables. Con Lazaretto White hace un alarde de virtuosismo y de mezcla de géneros de una forma magistral. Piano, guitarra, voces, bajos, percusiones… un disco en el que todo está en su sitio. Que nadie deje de escuchar Would you fight for my love?

Nacho Vegas – Resituación

Que no pase desapercibido. El último trabajo de Vegas vio la luz el pasado abril y es un pequeño tesoro en el que refugiarse ya que, además, por raro que parezca, no cae tanto en el derrotismo al que nos tiene acostumbrados. Música, poesía, protesta y buen hacer en un disco “diferente” a todos los editados en España este año.

Resituación es una celebración colectiva. Los violines del himno instrumental que abre el disco llaman junto a la melodía principal de la guitarra, lenta y hondamente, a una extraña fiesta. El ‘show’ Vegas está a punto de empezar. Esta vez todos cantamos con él. Somos el coro de Ladinamo y el del Patio Maravillas, somos las cuerdas y las panderetas.

Ed Sheeran – X

Para bailar, para escuchar de fondo, para animarse, para disfrutarlo en un concierto… Multiply o X, el segundo álbum de Ed Sheeran, ha sido un verdadero éxito mundial. Lanzado a mitad de este año, contó con la producción de Pharrell Williams, Benny Blanco y Rick Rubin, entre otros, conocidos por haber trabajado con Red Hot Chili Peppers, One Direction, Eminem, Tylor Swift y Rihanna.

Es de esos discos que dan ganas de ponerlo una vez y otra vez, y otra más, por eso no es raro que el británico se haya coronado como el artista más escuchado en 2014 en todo el mundo. Sus canciones han sido escuchadas más de 860 millones de veces este año en Spotify y X, que fue lanzado en junio, ha sido reproducido más de 430 millones de veces. Estamos ante este tipo de artistas que consiguen aunar a públicos muy diversos de diferentes culturas.

Damon Albarn – Everyday Robots

Sin duda es una de las sorpresas del año. Está lleno de calidad, de frescura, de originalidad… Con él, Damon Albarn ha sabido continuar en la línea de éxito iniciada por Blur y Gozilla y callar las bocas de los más desconfiados.

Su voz sugerente, sus cuidadas melodías y ostinatos percutivos y capas de instrumentos consiguen crear una atmósfera única, envolvente, personal e íntima. En él han colaborado Brian Eno, la cantante Natasha Khan y la Leytonstone City Mission Choir.

St. Vicent – St. Vicent

Annie Clark, más conocida por su nombre artístico, St. Vincent, es una de las artistas que más público y crítica están conquistando en los últimos meses. Después de sacar su último álbum con nombre homónimo (su cuarto trabajo ya), y de pasar con enorme éxito por España este verano, sus temas suenan ahora en los locales más selectivos y sofisticados.

Pop tarareable con sintetizadores y guitarras potentes que hacen de Birth in reverse y Digital witness, entre otras canciones, auténticos himnos bailables, personales y, sobre todo, tan interesantes como su propia creadora.

Más sobre: Damon Albarn, Daniel Barenboim, Ed Sheeran, Everyday Robots, Future Islands, Granada, Jack White, Lana del Rey, Lazaretto, Leonard Cohen, Martha Argerich, Nacho Vegas, Piano Duos, Popular Problems, Raül Fernandez Miró, Resituación, Silvia Pérez Cruz, Singles, St. Vicent, Ultraviolence, X, mejores discos 2014

1 comentario a
Discos para compartir