Posted by & filed under Política.

El Senado reclama un “uso democrático” del Valle de los Caídos

Compartir:





El Senado ha aprobado hoy, con la oposición del Partido Popular, una moción que insta al Gobierno a adoptar las disposiciones que sean necesarias para adecuar el Valle de los Caídos a lo dispuesto en la Ley de Memoria Histórica y darle "un uso democrático".

El pleno ha aprobado así, con 131 votos a favor, 114 en contra y 1 abstención, la enmienda que el PSOE ha presentado a una moción de la Entesa Catalana de Progrés, que suma a PSC, ERC, ICV y Esquerra Unida i Alternativa, en la que se pedía la derogación del Decreto Ley de 1957 que define el Valle de los Caídos como un monumento destinado a "perpetuar la memoria de los Caídos en la Cruzada de Liberación para honra de quienes dieron su vida por Dios".

El senador de la Entesa Joan Josep Nuet ha explicado la necesidad de derogar el decreto que ordena el funcionamiento del monumento, y ha recalcado que esa norma permite que los monjes benedictinos que gestionan el monumento reciban 340.000 euros al año de Patrimonio Nacional para mantener la escolanía, gestionar una hospedería, alquilar salas del recinto para grupos "ultracatólicos" o para campamentos de verano. Además, ha asegurado que continúan celebrándose actos políticos de homenaje a Franco en el recinto y que "en las misas que se celebran en la cripta se recuerda al ‘hermano Francisco’. ¿Se imaginan que en la catedral de Colonia se recordase al ‘hermano Adolf`’?", se ha preguntado Nuet.

Como Hitler

La Entesa ha aceptado que su moción fuera sustituida por la enmienda del PSOE, que ha defendido el senador Enrique Cascallana, quien ha asegurado que la ley ofrece mecanismos suficientes para lograr ese objetivo sin necesidad de entrar en la derogación del decreto de 1957.

El único grupo que no ha apoyado el texto ha sido el PP, cuyo portavoz, Juan Van Halen, ha explicado que, estando de acuerdo en "la absoluta despolitización" del monumento, no lo está con la voluntad del PSOE de, según él, acabar con la abadía benedictina. Van Halen ha provocado abucheos en el pleno cuando se ha referido a la historia del Valle de los Caídos, señalando que "para nada" hubo 27.000 presos republicanos en su construcción, sino 2.500, que "sólo" hay 700 cadáveres enterrados y que no se produjeron "nada más" que diez muertos durante los 18 años que duró su construcción.

Cruz de 200.000 toneladas

La Abadía de la Santa Cruz del Valle de los Caídos fue construida entre 1940 y 1958 en el municipio de San Lorenzo de El Escorial, en la Sierra de Guadarrama, sobre el paraje de Cuelgamuros. El conjunto pertenece al Patrimonio Nacional. El dictador Francisco Franco ordenó su construcción y está enterrado allí junto con José Antonio Primo de Rivera, fundador de Falange Española, así como con más de 30.000 combatientes de la Guerra Civil española, del bando sublevado y del leal al Gobierno republicano, los restos de estos últimos fueron llevados a su cripta sin el consentimiento de sus familiares.

Con sus 150 metros de altura y sus brazos de 46 metros, la cruz de granito del monumento sigue siendo la más grande del mundo. Pesa mas de 200.000 toneladas y es visible desde kilómetros de distancia.

Desde el pasado 6 de abril permanecen cerrados los accesos al monumento
hasta tanto no se concluyan las obras de mantenimiento y de
seguridad que se llevan a cabo en varias zonas.
 Solo se permite
el acceso al personal
expresamente autorizado, así como a las personas que se
dirijan a la hospedería o para asistir a los actos de culto organizados
por la comunidad religiosa. En este supuesto, el acceso a la basílica se
efectúa a través de la abadía, permaneciendo cerrado el acceso a
través de la puerta principal de la basílica. 

 

 

 

Más sobre:

5 comentarios a
El Senado reclama un “uso democrático” del Valle de los Caídos

  1. T

    Lo mejor para este lugar es que el cuerpo de Franco y el de Jose Antonio, los entregaran a sus familiares para que los entierren donde ellos decidan, y el recinto se transformara en un cementerio como el de Arlington, en Washington, en el que se enterraran a los soldados fallecidos en acto de servicio, junto a sus familiares directos.
    Que los curas se queden como gestores y como custodios y que se prohiban todo tipo de actos políticos en el.

  2. De Urbiés aTurón

    Desde luego que hay que cambiar la lectura del Valle de los Caidos, en el que estan representados los dos bandos de la guerra civil, los vencedores y los vencidos. La locura magalómana de Francisco Franco y el sudor, la sangre y el dolor de aquellos que fueron leales a un sistema elegido legítimamente. Pienso que habría que despolitizarlo, musealizarlo y convertido en un gran centro donde se explicase la barbarie y el desastre de la Guerra Civil desde un punto de vista histórico, sería otra de las maneras para acabar con un lugar de culto para muchos retrógados.

  3. Aurelio

    Me parece bien que se despolitice el Valle de los Caídos, pero justamente eso es lo que no quiere el gobierno. Su interés va más bien por reabrir las heridas de la guerra civil, reescribir la historia y, sobre todo, destruir el monumento. Las llamadas “obras de mantenimiento y de seguridad” son solo una pantalla. Si se quiere destruir o cerrar, como propugnan algunos, que se diga abiertamente. Echo de menos que en una revista sobre arte no se trate el aspecto artístico ni se informe de las denuncias de la Asociación en Defensa del Valle de los Caídos sobre los daños que se están causando como consecuencia del desmontaje de la “Piedad”.

  4. SO. aNDRÉS cASTELLANO mARTÍ.

    Cuando una sociedad vive confundida, por designio de sus gobernantes, dicha sociedad dice y hace muchas tonterías. En este caso el colmo de los desafueros es máximo pues estamos opinando del destino de un lugar del que nadie puede decidir ni siquiera su transformación, de la misma manera que nadie puede decidir de un santuario cristiano o musulmán, o de cualquier otra creencia; pues lo propio es que decidan los creyentes de la misma y no los ajenos.
    No es propio que aquellos que no creen en cristiano y son antimonárquicos obliguen a que se desentierren aquellos que fueron enterrados en las iglesias, cuando ellos no asisten a las iglesias ni creen en nada de lo que la iglesia significa; y de poder la desaparecerían.
    Y de la misma manera que no es propio que la iglesia decida de transformar un comité político marxista en una iglesia o en un museo, de la misma manera no es propio que los marxistas decidan de transformar las iglesias. Quedando claro, –menos para los sectarios–, que lo mejor que pueden hacer si quieren quedar racionales es callar, cuando los temas que no les afectan se mencionan. Pues de lo contrario a todo el mundo le ventilarán lo por ellos hecho con los edificios religiosos en cuanto tuvieron ocasión de tomarlos: los desgraciaron, quemaron, derribaron, profanaron. Y eso no es de racionales
    So. Andrés Castellano Martí. Gracias.