Ya desde su título, Klimt & Schiele. Eros y Psique da las claves del magnífico documental firmado por Michele Mally sobre los artistas Gustav Klimt y Egon Schiele. Profundamente libres, revolucionaron la mirada sobre el cuerpo forjando una serie de obras marcadas por el erotismo cuya estela, desde aquella provocación inicial, alimenta la historia de la pintura. Sólo en cines el 10 y 11 de junio. ¡No se lo pierdan!

Sirviéndose de la percha de los dos artistas austriacos, el documental retrata el extraordinario período de la edad dorada vienesa. Aquel mágico momento en el que, además de los dos genios que protagonizan este viaje por la historia, confluyen otros visionarios que alientan y engrandecen los ámbitos de la literatura, la música, el diseño, la arquitectura y, por supuesto, el arte.

Explosión de nuevas ideas; creatividad a raudales, como constatan las cámaras que introducen y guían al espectador por las salas de centros y museos como Albertina, Belvedere, Leopold, la casa de  Freud, el Museo de Historia del Arte de Viena o el Wien Museum.

Una sociedad en ebullición en la que, al tiempo que se desnudan los cuerpos, Freud profundiza en los misterios de la psique, la mujer reclama su derecho a la independencia y lo artístico cobra reconocimiento como elemento indisociable de la vida. Edad de oro en la que nada hacía presagiar lo que muy poco tiempo después la sinrazón de las guerras cercenaría de cuajo.

Klimt & Schiele. Eros y Psique refleja ese ambiente de un modo más que interesante. Abre la puerta para que asistamos, en el corazón de la Europa Central, al auge y desintegración del Imperio Austro-Húngaro.  Toda una amalgama de acontecimientos entre los que Schiele (1888 – 1918) y Klimt (1862 – 1918) , Klimt y Shiele dejan lienzos para la posteridad. Cuadros que, en sí mismos, trazan vías por las que posteriormente discurrirán muchos otros creadores.

Arte en vena hasta las últimas consecuencias; hasta el último aliento, como en el caso de Egon, que muere en octubre de 1918 a los 28 años con los pinceles en la mano, convirtiéndose en una más de los veinte millones de víctimas de la mal llamada “gripe española”. Malviviendo en muchas fases de su vida, sólo unos meses antes de su final había logrado reunir casi 50 obras (19 óleos y 29 dibujos) en la primera exposición que logró un cierto reconocimiento.

Su maestro Klimt, cuyo simbolismo expresionista  había logrado cambiar la forma de mirar y sentir del arte entre sus contemporáneos, había fallecido sólo siete meses antes.

Han pasado cien años de todo aquello. Un siglo que ha colocado las cosas en su sitio para que hoy el mundo haya situado la pintura de ambos, Klimt & Schiele, Schiele & Klimt, en la dimensión de las obras maestras. Compruébenlo.

Klimt & Schiele: Eros y Psique

Dirección: Michele Mally

Intérpretes: Rudolf Buchbinder, Lorenzo Richelmy, Alfred Weidinger

Italia / 2019 / 94 minutos