Selena Gómez – «Love you like a Love song»
278
post-template-default,single,single-post,postid-278,single-format-standard,bridge-core-2.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Selena Gómez – «Love you like a Love song»

Con 165 millones de seguidores en Instagram al terminar 2019, Selena Gómez está en el panteón de los iconos populares de la década. Modelo, cantante y actriz; estrella infantil. Una generación de estadounidenses millennials ha crecido con ella en las series de Disney Channel y la ha acompañado en su relación con Justin Bieber. Simpática, dulce, es la amiga que todos quisieran tener. 

En su carrera musical ha sabido ofrecer un pop complaciente que no arriesgara lo más mínimo pero que tenga un ligero maquillaje de modernidad que mantenga su estatus. Su disco “When the sun goes down” (2011) supo ir a rebufo del éxito de Lady Gaga e introdujo algún pequeño matiz electrónico singular. En el estribillo de “Love you like a love song” podemos escuchar un bajo muy característico del dubstep,  el «wobble bass», cuyo sonido tambaleante de baja frecuencia fue paulatinamente colándose en las listas de éxitos.

Define la década no sólo porque Selena Gómez es una de las mayores influencers de este periodo sino porque «Love you like a love song» es uno de los mejores ejemplos de cómo los ecos del underground de los 2000s resuena en el mainstream más comercial de los 2010s. El oscuro dubstep reutilizado por el luminoso pop hecho por y para adolescentes.

No Comments

Post A Comment