Acid Arab – “Stil” (2016)
434
post-template-default,single,single-post,postid-434,single-format-standard,bridge-core-2.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Acid Arab – “Stil” (2016)

Entre 2015 y 2016, el Estado Islámico dejó más de 200 muertos en Francia, un país con casi un 10% de población musulmana. La islamofobia ha crecido así como ha ascendido el partido conservador de Marine LePen. Por eso cuando Guido Cesarsky y Hervé Carvalho editaron el primer disco de Acid Arab y lo llamaron “Musique de France” (2016), fue toda una declaración de intenciones.

 

Acid Arab es un dúo parisino de electrónica que ha tomado influencias de las músicas del norte de África y Oriente Medio, pero ellos no lo ven como música fusión, porque eso significaría una separación oriente-occidente. “Existe una parte de nuestra cultura que aún suena exótica para muchos franceses, pero que también es nuestra y que hay que disfrutar y jugar con ella. La historia de nuestro país se escribe también a través de las historias de miles de inmigrantes argelinos, tunecinos, marroquíes…Es nuestra historia.” decían en clubbinspain. Este acercamiento mutuo crea piezas como “Stil”, techno lisérgico y morisco, que une la fría electrónica con la pasión turca de Cem Yildiz.

 

Define la década porque es un fruto nutritivo de la globalización. Los movimientos migratorios crean diálogos culturales, nuevas obras mestizas que no hacen sino enriquecer las civilizaciones. “Musique de France” es la apuesta por un París multicultural, por una aldea global. También por una visión más abierta al mundo musulmán, que injustamente ha visto como se le metía en el mismo saco que islamistas fundamentalistas que desgraciadamente han tomado protagonismo en estos 2010s.

No Comments

Post A Comment