Danny Ocean – «Me rehúso» (2016)
558
post-template-default,single,single-post,postid-558,single-format-standard,bridge-core-2.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Danny Ocean – «Me rehúso» (2016)

Daniel Alejandro Morales se fue de Venezuela a casa de su tía en Miami debido a la complicada situación política y social que estaba viviendo en su país. Dejó a su familia, a sus amigos y a su pareja, a la que en la distancia le quiso hacer una canción por el día de San Valentín. Danny se grabó de manera amateur mientras no había nadie en casa para no molestar en su nuevo hogar, después subió la canción a YouTube para enseñársela a sus conocidos. Tres años después el vídeo supera los mil millones de reproducciones.

 

Danny Ocean había coqueteado con el hip-hop y la música electrónica en su juventud, el reguetón no lo practicaba demasiado porque ni siquiera pensaba que cantaba bien. Sin embargo, cuando quiso hacer su regalo de San Valentín a distancia las piezas encajaron a la perfección. «Me rehúso» es una carta de amor en un proceso migratorio, unos sintetizadores que allanan el terreno para un reguetón lento, con sentimiento, de un amor que quiere ser fuerte pero se siente frágil.

 

Define la década porque «Me rehúso» es quizás el mayor ejemplo de una canción viral que sale de la nada y se convierte en todo, de un regalo personal a un hit global que ayudó al establecimiento del reguetón en el mainstream. El género ha tenido fama de machista, con letras que perpetúan los roles y estereotipos de género; hombres dominantes, mujeres sumisas, cuerpos objetivados, mentalidad reaccionaria. Pero el reguetón es simplemente un ritmo sobre el que se puede hablar de lo que se quiera o a quien se quiera. Danny Ocean puso una base más electrónica y mucho sentimiento, este exiliado venezolano canta a su amada y se oye en todo el mundo, convirtiéndose en uno de los himno iberoamericanos de los 2010s.

No Comments

Post A Comment