Lana del Rey – «Video games» (2011)
742
post-template-default,single,single-post,postid-742,single-format-standard,bridge-core-2.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Lana del Rey – «Video games» (2011)

Cuando Lana del Rey apareció de la nada con «Vídeo games» (2011), el término «blogosfera» aún tenía vigencia. La comunidad de internet de foros y blogs se enzarzaron en un debate sobre si Lana era la nueva diosa del pop o era más bien un fraude con una poderosa estrategia de marketing (no ayudaba saber que su padre era un magnate de internet de pasado publicista). Pero después de la tormenta llegó la calma.

 

Lizzy Grant tenía un novio: «Creo que nos unimos porque ambos éramos extraños. Fue perfecto. Pero creo con esa satisfacción también viene la tristeza. Había algo celestial en esa vida: íbamos a trabajar y él jugaba a sus videojuegos, pero también era demasiado mediocre». Con esta extraña melancolía compuso su primer single como Lana del Rey, «Vídeo Games», que adornó con arreglos clásicos y sutiles ambientes electrónicos, dando un aspecto de glamour con el aire viciado; «Hollywood sadcore» lo llamó ella misma acertadamente.

 

Define la década porque «Vídeo games» levantó un grandísimo revuelo a principios de los 2010s. Una mujer de extraña belleza, un videoclip de material encontrado y grabaciones con webcam, y una canción de atmósfera casi lynchiana. El tiempo le ha dado la razón a Del Rey, demostrando que es una dotada compositora de canciones y que, después de tanto ruido, lo único que quedó de aquello es una magnífica canción pop de emoción contenida y elegancia crepuscular.

No Comments

Post A Comment