Major Lazer – «Get Free» (2012)
765
post-template-default,single,single-post,postid-765,single-format-standard,bridge-core-2.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Major Lazer – «Get Free» (2012)

El Mayor Lazer tenía como objetivo conquistar las cimas de la música popular. Sus armas: Electrónica caribeña de baile, ritmos tórridos con tecnología avanzada. Si bien su gran triunfo fue «Lean On» (2015) con DJ Snake y MØ, hubo una batalla previa de menor importancia global, pero de mayor calado artístico.

 

Una de las grandes estrategias de Diplo y CIA ha sido siempre la alianza, han conseguido muchos y buenos camaradas, pero la unión en «Get Free» (2012) con la pareja líder por aquel entonces de Dirty Projectors, Amber Coffman y David Longstreth, fue una asociación extraña. Los abanderados del avant-indie más blanco se juntaban con unos Major Lazer sandungueros y bailongos; a priori agua y aceite. Sin embargo, la mezcla no pudo ser más fina y consistente, «Get Free» es un dancehall lento, insólito; una composición vocal excepcional, con inflexiones y gritos selváticos; apoyada en una producción exquisita. Electrónica detallista y viva.

 

Define la década porque Major Lazer con su música tropical de masas han elevado la temperatura del planeta, pero con «Get Free» fueron un paso más allá y demostraron su verdadero talento para el pop, su capacidad de camuflaje, su precisión y su puntería. «Get Free» es un animal exótico, una rara avis tan fascinante por su singularidad como por su belleza inusual.

No Comments

Post A Comment