Deerhunter – “Desire Lines” (2010)
780
post-template-default,single,single-post,postid-780,single-format-standard,bridge-core-2.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Deerhunter – “Desire Lines” (2010)

“Cuando eras joven tu entusiasmo se veía… Pero a medida que pasa el tiempo, ¿se ha quedado atrás? ¿Es así como van las cosas?”. Así comienza “Desire Lines” del disco “Halcyon Digest” (2010) de Deerhunter, un disco sobre la memoria. “La forma en que nosotros escribimos, reescribimos y editamos nuestros recuerdos para que sean una versión resumida de lo que queremos recordar. Eso es algo triste” decía Bradford Cox, vocalista y líder de la banda, pero no el compositor ni cantante de esta canción. 

 

Cuando Bradford Cox conoció a Lockett Pundt en el instituto recuerda «Me sentí atraído por él, pero no de una forma física, sino atraída por su melancolía. sentado solo, mirando al suelo … Inmediatamente me enamoré a primera vista». Pundt ya tenía ese halo nostálgico de adolescente, y en “Desire Lines” expone todo ese poder evocador en busca del tiempo perdido. La canción es indie rock de alta factura hasta que en su segunda parte se convierte en un tema esencial; capas eléctricas que van formando un mantra de acordes y punteos, como una forma de aferrarse a algo y no dejar que se escape.


Define la década porque Deerhunter ha sido uno de los grupos que con mayor dignidad ha llevado la añoranza en el rock. Las guitarras eléctricas, en peligro de extinción, parecen en “Desire Lines” agarrarse al presente sabiendo que son del pasado, pero este esfuerzo es el que les devuelve a la vida. “Punk ambiental” dicen ellos mismos que hacen, “Dream-pop progresivo” podríamos utilizar también. En cualquiera de los casos, Cox, Pundt y compañía han sabido conservar y renovar, convirtiéndose en uno de los abanderados del rock independiente del s.XXI.

No Comments

Post A Comment