Drake – «Hotline Bling» (2015)
826
post-template-default,single,single-post,postid-826,single-format-standard,bridge-core-2.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Drake – «Hotline Bling» (2015)

Con más de 28.000 millones de reproducciones, Aubrey Drake Graham es el artista más escuchado de los 2010s en Spotify. Analizar este tsunami es enfrentarse a describir gran parte del pop contemporáneo y el devenir de la música negra en el s.XXI, una empresa inabarcable en este espacio por lo que mejor centrarse en la mínima expresión musical: ritmo y melodía.

 

Cuando escuchamos música que nos gusta, se estimula la producción de neurotransmisores (dopamina, oxitocina, endorfinas…) obteniéndose un estado que favorece la alegría y el optimismo en general. A pesar de los obvios condicionantes culturales y personales, hay ciertos artistas que tocan con especial pericia las teclas adecuadas para producir estas reacciones químicas. Drake ha fundido el ritmo vibrante del hip-hop y el trap con las melodías accesibles del R&B y el pop, y además lo ha fundido no sólo en producciones electrónicas de alta definición sino en su propia voz. El canadiense es capaz de golpear con su rap y a la vez seducir con su meloso timbre, vibraciones que atraen como en este «Hotline Bling», uno de sus muchos éxitos fulgurantes. 

 

Define la década porque quizás Drake ha sido el mejor catalizador de la música popular de su época. Miles de artistas han utilizado esta misma fórmula de unir rap sucio con pop pulcro, pero la vigencia de Drake no se ha mantenido por ser pionero o innovador, sino por su magnetismo, atracción que se consigue con bombos poderosos y voz aterciopelada. “Hotline Bling” (dejando de lado los memes y la apropiación del trabajo de James Turrell en el videoclip) es tropicalismo urbano, dancehall, pop y rap unidos para un sólo motivo: buenas vibraciones.

No Comments

Post A Comment