Emeralds – «Candy Shoppe» (2010)
1039
post-template-default,single,single-post,postid-1039,single-format-standard,bridge-core-2.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Emeralds – «Candy Shoppe» (2010)

Al Krautrock, el rock progresivo alemán, también se le conoció como Kosmische Music, es decir, música cósmica. No es mal apelativo, si entendemos el cosmos como el conjunto de todo lo existente. La escena alemana de los 60 y 70 tenía una amplísima visión global, que iba desde el rock psicodélico, el free jazz, la música concreta o la electrónica de vanguardia. Fue un punto de unión de muchos géneros pero también, sobre todo, un punto de partida.

 

John Elliott, Steve Hauschildt y Mark McGuire formaron en 2006 Emeralds, un trío experimental de gusto por los sintetizadores analógicos, la guitarra expansiva y los desarrollos progresivos. Su disco de 2010 «Does It Look Like I’m Here?» encandiló a la prensa musical y a los blogs por su visión renovada de la New Age y la Kosmische. «Candy Shoppe», el tema que abre el disco, es un ambient inquieto, apacibles melodías que van progresivamente creciendo, mutando; con multitud de texturas y capas. Un relato musical ascendente y fascinante. 

 

Define la década porque Emeralds fueron la nueva música progresiva. A principios de los 2010s los sintetizadores analógicos recomenzaron a brillar y la guitarra eléctrica buscaba sonoridades nuevas. En Emeralds se unieron estas dos realidades, con Steve Hauschildt y Mark McGuire respectivamente, los cuales después de este disco desarrollaron carreras en solitario ahondando en sus particulares obsesiones por la textura. En «Candy Shoppe» aún estaban juntos e inspirados; un viaje melódico y melancólico, con fraseos que se concatenan, se superponen, se dan el relevo. La música como periplo cósmico.

No Comments

Post A Comment