Solange – «Losing You» (2012)
1075
post-template-default,single,single-post,postid-1075,single-format-standard,bridge-core-2.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Solange – «Losing You» (2012)

Es inevitable no pensar en el elefante en la habitación. A pesar de que Solange Knowles empezó a escribir su primer disco a los 14 años, su hermana 5 años mayor ya estaba triunfando mundialmente con Destiny’s Child. El elefante, por supuesto, es Beyoncé, la mayor de las estrellas terrestres, un astro capaz de eclipsar cualquier carrera con la que se le compare. 

 

Después de dos discos con grandes sellos y grandes productores, la carrera de Solange no despegaba de la forma que ella quería, por lo que se desvinculó de las discográficas y caminó de manera independiente. Su travesía hasta conseguir realizar el EP «True» (2012) fue un vía crucis. «Renuncié a mi cordura por un tiempo para hacer este disco» decía la propia Solange. Se sacrificó mental, emocional y financieramente; entró en colapso, con ataques de pánico. «Es más que un álbum para mí. Es un momento de transición en mi vida». Con los primeros beats de «Losing You» ya pudimos ver que la metamorfosis había sido triunfal. La influencia africana, los sintetizadores ochenteros, una balada dance sobre el final de una relación. Música ecléctica y refrescante con la que Solange se alineaba con el nuevo R&B, pop indie negro del que su compañero en la escritura Dev Haynes (Blood Orange) era adalid.

 

Define la década porque «Losing You» marca un antes y un después en la carrera de Solange. Más tarde seguiría evolucionando a lo largo de los 2010s con «A Seat at the Table» (2016) y «When I Get Home» (2019), dos discos de profundidad, riesgo y elegancia que la confirmaron como una de las artistas más interesantes de la música negra. Solange consiguió ser número uno en Billboard con «A Seat at the Table», siendo la primera vez en la historia que dos hermanas alcanzan esta azaña.

No Comments

Post A Comment