The Gaslamp Killer – «Nissin» (2012)
1078
post-template-default,single,single-post,postid-1078,single-format-standard,bridge-core-2.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

The Gaslamp Killer – «Nissin» (2012)

El alegato anti-inmigración de Trump ha sido siempre controvertido y, para muchas personas, contradictorio. Trump es hijo de una escocesa inmigrante y su padre es hijo de inmigrantes alemanes, además de estar casado con una eslovena que consiguió la ciudadanía estadounidense un año después de casarse con él. EEUU es irremediablemente un país de emigrantes, que han forjado una sociedad pluriétnica y multicultural.

 

William Benjamin Bensussen es judío y su ascendencia incluye turcos, libaneses, mexicanos y lituanos. Como DJ se hizo un nombre en el barrio de Gaslamp de San Diego, por lo que comenzó su andadura como The Gaslamp Killer. Su eclecticismo llamó la atención de Flying Lotus, que le atrajo a su sello Brainfreeder para publicar su debut en largo, «Breakthrough» (2012), un álbum kaleidoscópico de hip-hop instrumental en el que se mezclan músicas del mundo con electrónica psicodélica. En «Nissin» no utiliza ningún sampler sino que grabó a Amir Yaghmai junto a una banda, con un sonido más realista, en consonancia con su ascendencia turca y libanesa. 

 

Define la década porque «Nissin» es un ejemplo de la multiculturalidad que habita en EEUU, de la riqueza y la variedad de sus habitantes. El hip-hop, impulsado por inmigrantes jamaicanos y las comunidades afrodescendientes en Nueva York, se junta aquí con música del medio-oriente orquestada por un judío de San Diego. Músicas que migran, sin muros y con miras a crecer.

No Comments

Post A Comment