Jay Z, Kanye West – «Niggas in Paris» (2011)
1095
post-template-default,single,single-post,postid-1095,single-format-standard,bridge-core-2.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Jay Z, Kanye West – «Niggas in Paris» (2011)

«Simplemente observa cómo cambia la música popular y cómo el hip-hop básicamente reemplazó al rock & roll como la música de los jóvenes. Lo mismo puede suceder con el hip-hop, puede ser reemplazado por otras formas de música. Por lo tanto, es asegurarnos de que nos esforzamos en hacer el mejor producto para que podamos lidiar con toda esta otra música, con la música de baile que domina las listas de éxitos en este momento y la música indie que domina los festivales «.

 

Así explicaba Jay-Z el sentido de «Watch the Throne» (2011), algo así como «vigila el trono». El mayor magnate del rap y el músico más inspirado del momento se juntan para proteger su cultura con la mejor defensa, un buen ataque. Comienzan la ofensiva con «No Church In The Wild», una poderosa y salvaje canción con un aún casi desconocido Frank Ocean, pero su asalto más fulminante viene con «Niggas in Paris». Grabada en el hotel de lujo de París, Le Meurice, Jay y Ye cabalgan a lomos de una base minimalista de Hit-Boy que va creciendo a base de tambores gigantes. Una Buddy Movie de rap electrónico que muestra a los reyes en la cumbre, disfrutando de los privilegios y los placeres de la realeza.

 

Define la década porque «Niggas in Paris» es el triunfo de la exuberancia. Los guardianes del trono de la música popular se regodean en su poder, pero también en sus virtudes. Un onanismo del que disfrutamos todos, como se podía ver en sus conciertos cuando repetían esta canción 5, 6, 7, y hasta 12 veces seguidas. Directos que fueron inmortalizados en el kaleidoscópico videoclip, que tiene la misma base teórica de la canción: convertir un truco sencillo en algo absolutamente espectacular. 

No Comments

Post A Comment