Troye Sivan – «My My My» (2018)
1172
post-template-default,single,single-post,postid-1172,single-format-standard,bridge-core-2.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Troye Sivan – «My My My» (2018)

«Cuando pienso en las canciones que crecí escuchando que me hicieron sentir … gay, en su mayoría eran mujeres heterosexuales: Cher, Madonna, Miley, Robyn, Lady Gaga… son mis íconos homosexuales, lo cual es un poco extraño. Me hubiera encantado tener más música queer mientras crecía. Eso hubiera sido bueno. «

 

A pesar de la gran cantidad de músicos homosexuales que ha habido en la música pop, no han sido muchos los que expresaran su sexualidad de manera tan segura y libre como en el lado hetero. Troye Sivan creció sin referentes mainstream, pero en una sociedad más abierta que facilitó el camino. Cuando salió del armario de manera pública con 18 años, era ya un reconocido cantante, actor y youtuber en Australia. «Solo quería escribir canciones pop normales y usar la palabra ‘él’.». Su segundo disco «Bloom» (2018) está inspirado en su novio Jacob Bixenman, en especial la canción «My My My», donde se celebra el deseo a través de una elegante producción basada en coros manipulados y ritmos profundos. Pop electrónico y carnal.

 

Define la década porque, aunque el pop mainstream ya había salido del armario, Troye Sivan ha aireado el interior con una discográfica ecléctica y desacomplejada en todos los sentidos. El sudafricano crecido en Australia ha cumplido consigo mismo su deseo de infancia y adolescencia: que haya referentes pop y queer que canten sin tabúes ni metáforas. «My My My» es liberación, apetito y alegría, sin importar de donde venga. «Porque la pasión es pasión. Lo sabes tan bien como yo».

No Comments

Post A Comment