Skee Mask – «50 Euro To Break Boost» (2018)
1197
post-template-default,single,single-post,postid-1197,single-format-standard,bridge-core-2.0.3,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,qode-content-sidebar-responsive,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-19.1,qode-theme-bridge,disabled_footer_bottom,qode_header_in_grid,wpb-js-composer js-comp-ver-6.4.1,vc_responsive

Skee Mask – «50 Euro To Break Boost» (2018)

A principios de los 2010s el revival ochentero dominaba los circuitos cool (ejemplo: Drive, 2011) hasta llegar a conquistar el mainstream (ejemplo: Stranger Things, 2016). Pero es ley de vida, lo que ocupa el mainstream deja de ser cool y hay que buscar nuevas tendencias alternativas. Tampoco hay que complicarse mucho… después de los años 80… vienen los 90.

 

Bryan Müller nació en 1993, en pleno desarrollo de la escena rave europea, con el surgimiento del jungle, happy hardcore, drum&bass… Con 17 años se puso a producir música como SCNTST, pero harto de que destacaran siempre lo joven que era decidió crear un proyecto paralelo y anónimo llamado Skee Mask, en el que dar una visión más personal de la electrónica de baile. En su segundo disco, «Compro» (2018), redescubre géneros como el Breakbeat, el IDM o el Techno ambiental, o todo al mismo tiempo; piezas expansivas, cuidadas, con cuerpo y clase. En «50 Euro To Break Boost» no sólo tenemos el obsesivo break, sino una constante neblina envolvente y a lo lejos una tormenta eléctrica en forma de guitarra. 

 

Define la década porque Skee Mask es prueba fehaciente de que los 90 pueden volver a molar, y así lo han hecho en los últimos años de los 2010s, al menos en cuanto a electrónica se refiere. Ya ha pasado suficiente tiempo (la edad de Müller) para que la siguiente generación revise con frescura los ritmos old school. Skee Mask lo hace con tanta inocencia como soltura, con técnica mixta de analógico y digital que hace que su sonido esté vivo. «Compro» es un álbum inspirado en el baile, pero que lleva la melodía y el ambiente a otros lugares; música inmersiva tan ensimismada como extrovertida.

No Comments

Post A Comment