Vasco Szinetar. Jorge Luis Borges, 1982.

Vasco Szinetar. Jorge Luis Borges, 1982.

«Desde 1981, 35 años antes de que surgiera, con el impulso y la venia de las redes sociales, lo que Joan Fontcuberta teorizó como ‘reflectogramas’, que eran los retratos en el espejo, usualmente eróticos, había un fotógrafo que trabajaba ese retrato en el espejo, con una retórica todavía más compleja que la del autorretrato especular popularizado en internet. Este autor era Vasco Szinetar», explica Doménico Chiappe, comisario de la muestra.

Con Venezuela como sede principal, Szinetar se dedicó a retratar a artistas y creadores alejado del tradicional discurso de la tercera persona que se ha mantenido en este género fotográfico desde sus inicios. El fotógrafo eligió la mirada de la segunda persona para mostrar ese diálogo entre él y su retratado. Así, en sus imágenes, Szinetar se fotografía con sus amigos, intelectuales, escritores, artistas, cantantes, arquitectos… frente al espejo de un baño, encontrándose en una imagen de ambigua encrucijada.

De su amplio fondo se han seleccionado retratos de 101 creadores, realizados dede 1981 hasta 2016 para la exposición 101 creadores ante el espejo: Vasco Szinetar, 35 años en segunda persona. Cristina Fernández Cubas, David Trueba, Enrique Vila-Matas, Oriol Bohigas, Javier Cercas, Joan Manuel Serrat, Manuel Vázquez Montalbán, Nuria Amat, Eugenio Montejo, Juan Villoro, Mario Vargas Llosa, Roberto Bolaño, Santiago Roncagliolo y Jorge Herralde son algunos de los autores retratados. Algunos de estos intelectuales han sido capturados con el rictus más espontáneo, acostumbrados a la pose pero no a la locura contagiosa de su interlocutor.

«Nosotros, el público que observa la obra de Vasco Szinetar, nos entrometemos por esta magia surgida de una perspectiva bien elegida, entre dos personas que parecen no querer testigos. Y sin embargo, ahí estamos, escuchando el murmullo que surge de esa mirada», concluye Chiappe.