Juan Carlos Escotet, presidente de ABANCA; Guillermo Solana, director artístico del Museo, y Juan Ángel López Manzanares, comisario de la exposición y conservador del Thyssen, han dado a conocer la muestra, que puede visitarse gratuitamente hasta el 27 de enero.

El protagonismo recae en la figura de Salvador Dalí. Su influencia dentro de las vanguardias es esencial hasta el punto de convertirse en una referencia indiscutible del movimiento surrealista. Para la exposición se han seleccionado dos obras muy destacadas, Les Roses Sanglantes (1930) y Cour ouest de l’îlle des morts (obession reconstitutive d’après Böcklin) (1934). Con estos dos lienzos como punto de partida se elabora un discurso en el que participan otras 11 obras de la Colección vinculadas al surrealismo.

Todas ellas, como señala el comisario Juan Ángel López Manzanares, ilustran la doble faceta creativa del surrealismo centrada en la escritura automática y el relato de los sueños, dualidad en la que “no solo estaba en juego la primacía de la escritura frente a la pintura, y con ella, la existencia o no de una plástica surrealista”, sino también “una toma de partido por un tipo de creación instintiva y azarosa, o por otra de carácter más premeditado y razonado, elaborada a partir de la memoria”.

En total, en la muestra se pueden contemplar 13 pinturas de 10 artistas, entre los que destacan nombres como los de Giorgio de Chirico, Max Ernst, Roberto Matta o Wildfredo Lam. La nómina de autores continúa con pintores nacionales como Joan Miró y Óscar Domínguez. También hay representantes de esta corriente en Galicia, a través de obras de Maruja Mallo, Eugenio Fernández Granell y Urbano Lugrís.

Es la segunda vez que ambas instituciones colaboran para acercar a la sociedad una pequeña muestra de los fondos artísticos del banco, después de la exposición Picasso y el cubismo en la Colección de Arte ABANCA, que se pudo contemplar en el Museo durante el otoño de 2015 y que atrajo a más de 41.000 visitantes.

De Galicia para el mundo

El arte moderno y contemporáneo de la segunda mitad del siglo XX es uno de los ejes que vertebran la Colección de Arte ABANCA, un conjunto artístico formado por 1.350 obras de 250 artistas tanto españoles como internacionales que fue declarado Bien de Interés Cultural en 2015. En este ámbito, en los fondos del banco están representados creadores que han ejercido una influencia esencial en el devenir de la historia del arte, como el propio Dalí, Picasso, Leger, Miró, Braque, Millares, Chillida, Tàpies, Juan Muñoz o Barceló, entre muchos otros.

El otro pilar de la colección lo configura el arte gallego. Este es el origen del fondo artístico, que se remonta a la década de los 70, y el trabajo de adquisición realizado a lo largo de los años ha llevado a reunir un conjunto de nombres y obras que simbolizan trayectorias y etapas de la historia artística de Galicia desde el siglo XIX hasta prácticamente la actualidad.

Destacan autores como Pérez Villaamil, Sotomayor, Castelao o Carlos Sobrino, junto con otros creadores que, bajo la influencia de las vanguardias internacionales, suponen una verdadera renovación de la pintura gallega, como Manuel Colmeiro, Arturo Souto, Carlos Maside, Laxeiro o Luis Seoane. El fondo también cuenta con ejemplos de artistas con amplio reconocimiento internacional en la actualidad, como Francisco Leiro o Antonio Murado.