Así, la Asociación Madrileña de Compositores (AMCC) ha presentado este martes, de la mano de su director, Sebastián Mariné, la programación de su Festival Internacional de Música Contemporánea, que se celebrará del 15 de septiembre al 5 de diciembre en diferentes espacios de la Comunidad.

En total, COMA’13 ofrecerá 18 conciertos con el objetivo de divulgar la obra de compositores que trabajan en Madrid, distribuidos por los Teatros del Canal, la Academia de Bellas Artes de San Fernando, el Auditorio del Conde Duque, el Real Conservatorio de Música de Madrid, la SGAE y el Conservatorio Profesional de Getafe.

Apoyar no cobrando

Habrá 23 estrenos absolutos, dos estrenos en España y dos homenajes a ilustres compositores, uno de ellos dedicado a Antón García Abril, que este año cumple 80 años, y otro a Jesús Legido y Gabriel Fernández Álvarez.

Muchos de los intérpretes de esta edición no cobrarán honorarios, como es el caso del guitarrista Anthony Ocaña, que interpretará obras compuestas por él mismo, el grupo Ensemble Complum XXI, el director Flores Chaviano, el guitarrista José Antonio García Fuertes, el grupo Echoes 1.61 ensemble, el violinista Manuel Guillén, el pianista Sebastián Mariné, el saxofonista Manuel Miján o el clarinetista Justo Sanz, entre otros.

“Nadie nos hace caso”

Con un presupuesto más reducido que el de años anteriores, Consuelo Díez, asesora de música de la Comunidad de Madrid, confesaba haber hecho “lo que había podido”. “Espero que esta situación algún día mejore, aunque dicen que 2014 puede ser peor que este año y no sé si eso será posible. Pase lo que pase intentaremos dar cabida a COMA’14”, ha afirmado en la presentación del festival en la sede de la SGAE, a la vez que aprovechaba para reclamar una mayor presencia de los medios: “Nadie nos hace caso”.

“Hemos invertido muchos años de nuestra vida en una formación exquisita y creo que ahora tenemos que ofrecerla en los escenarios”, ha añadido la también compositora. “Desde luego, la música española podría tener un papel más destacado y podrían programarse más obras de músicos españoles, puesto que la gran mayoría de nuestras orquestas están subvencionadas con dinero público. Es muy fácil programar Tchaikosvsky, Mahler o Brahms, pero que un director o unos intérpretes tengan que aprenderse un repertorio del que casi nada se ha grabado es otra cosa. Exige más esfuerzo”.

El compositor José Zárate, socio de la AMCC y representante de la SGAE, ha resumido los intentos del sector sinfónico por estar lo más unido posible dentro de la entidad de gestión, a la vez que procura que ésta no deje de lado las propuestas e iniciativas que surgen en torno a este sector.

“Profesores a la vez que compositores”

comaPor su parte, Manuel Seco, vicedirector del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid, ha considerado que el Conservatorio tiene la obligación de colaborar con este tipo de iniciativas en base a tres elementos clave. “La especialidad de composición ha sido dentro de la historia de los conservatorios una de las más importantes y por ello es fundamental apoyar todo lo que tenga que ver con la creación actual”.

Seco ha añadido un análisis de la evolución entre la pedagogía musical en los conservatorios superiores y la composición actual: “Antes había una distinción entre la enseñanza de la composición y la música creativa viva. Eso creaba cierta problemática, que se mantuvo durante algún tiempo, sin embargo, ahora ha cambiado totalmente y todos los profesores son a la vez compositores de música actual”.

En tercer lugar, como elemento a tener en cuenta, el vicedirector señaló el compromiso del Conservatorio Superior con los planes musicales actuales. “Desde el punto de vista de la pedagogía hay una parte sólo para música contemporánea, por lo que hay que colaborar no sólo a través de conciertos, sino también con grabaciones”. “Desde luego, nosotros seguiremos con la colaboración”, ha concluido.

Profesores y alumnos

Cada año, un conservatorio de la Comunidad de Madrid colabora con el festival y este año el elegido es el Moreno Torroba de la capital. Javier Jacinto, director de su Orquesta Sinfónica, considera que “hay que darle carácter de normalidad a las obras contemporáneas. Los profesores no podemos mutilar esa parte de la historia y ceo que el carácter pedagógico del COMA necesitaría ampliarse”. El concierto de la Sinfónica se celebrará finalmente a finales de febrero.

Entre las primicias que han anunciado los responsables de COMA para el año 2014 se encuentra un nuevo ciclo iniciativa de Alejandro Moreno, profesor del Conservatorio de Getafe, en el que alumnos y profesores compartirán escenario.