La temporada, según Recio, será muy diversa, ya que ofrecerá zarzuela, danza, exposiciones y otras actividades entre las que se encuentran visitas guiadas que pretenden acercar no sólo el género al público, si no también el edificio. “Es maravilloso ver, por ejemplo, cómo desciende la gran lámpara hasta el patio de butacas”, recuerda el director general.

Nuevamente el Teatro de la Zarzuela colaborará con otras instituciones, como la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, el Centro Nacional de Difusión de la Música (CNDM) o la Universidad Carlos III de Madrid.

Cinco zarzuelas y dos danzas

Paolo Pinamonti aseguró que, a pesar de las dificultades, el Teatro “quiere ofrecer cada día más”. Así, la temporada comienza con un programa doble formado por Los amores de la Inés, de Manuel de Falla, que supone su recuperación desde su estreno en 1902; y La verbena de la Paloma, de Tomás Bretón, con la dirección musical de Cristóbal Soler y la escénica de José Carlos Plaza.

La segunda zarzuela de la temporada será La del manojo de rosas de Pablo Sorozábal y contará con la colaboración de Teresa de Berganza, quien formará a parte del elenco. Además, la coreografía estará pensada por el aclamado Goyo Montero.

Graham Vieck será el encargado de la escena de Curro Vargas, de Ruperto Chapí, que llegará al Teatro en febrero. Con esta producción se inicia un camino en la línea de la internacionalización del género, según confirmaba el propio Pinamonti el viernes.

Cuarto programa doble

El cuarto programa será también doble, formado por Black El Payaso, de Sorozábal, y I pagliacci, de Ruggero Leoncavallo, ambas dirigidas por Donato Rencetti. El quinto será De lo humano… Y lo divino, de Juan Hidalgo y otros autores, a quien se le hace un homenaje en el cuarto centenario de su nacimiento. Carlos Mena estará tanto en la dirección musical como en el reparto.

En junio, el público podrá ver una serie de zarzuelas en versión de concierto que en palabras de Pinamonti bien podrían llamarse la “trilogía de los fundadores de la zarzuela”, ya que está conformada por: Catalina, de Joaquín Gaztambide; El dominó azul, de Emilio Arrieta; y El diablo en el poder, de Francisco Asenjo Barbieri. Todas creadas en años próximos.

El programa de danza para la nueva temporada lo conforman Falling Angels, de la Compañía Nacional de Danza, dirigida por José Carlos Martínez, y Fuego, de la Compañía Antonio Gades, que conmemora el aniversario de la muerte del bailaor.

Conciertos y otras actividades

Los conciertos los protagonizarán Frühbeck de Burgos, que el año pasado tuvo que suspender por enfermedad, Javier Perianes, Joaquín Achúcarro, Celso Albelo, Leticia Moreno y Rubén Fernández Aguirre y Alberto Zedda.

Por su parte, en el XX Ciclo de Lied, coproducción del Teatro de la Zarzuela y el CNDM, participarán, entre otros, la soprano Ainhoa Arteta, la contralto Nathalie Stutzmann y el barítono Leo Nucci.

Además, la Zarzuela saldrá de gira en 2014 por Lisboa (El gato montés), Sevilla (La del manojo de rosas), Valladolid (Curro Vargas), Oviedo (Curro Vargas) y Granada (Black el payaso/I pagliacci).