De partida Mathieu, a sus 25 años, es un hombre honesto que sigue aspirando a ser un escritor reconocido. Pero no acaba de encontrar su tono y las editoriales rechazan, con sequedad, sus textos. Su sueño literario se va difuminando mientras se gana la vida en la empresa de mudanzas de su tío.

La fuerza del destino

Pero su destino dará un vuelco el día en que, por casualidad y en una vivienda que debe desalojarse, se tope con el diario de guerra de un anciano solitario que combatió en Argelia y que acaba de fallecer dejando sus vivencias escritas en un viejo cuaderno de tapas de cuero. Ese texto, descarnado y directo, tiene la fuerza de la gran literatura.

Al principio Mathieu dudará, pero acabará por hacer esos textos propios y publicarlos bajo su nombre, consiguiendo un éxito de mucho eco. Convertido, así, en la nueva realidad de la literatura francesa, todos esperan ya con impaciencia su segunda novela.

La vida sonríe a Mathieu, que ahora enamorado e instalado en un tren de vida reservado sólo a los triunfadores, se sumergirá en una espiral de mentiras y muerte con el fin de preservar a toda costa su secreto.

Identidad perdida

“Tengo la impresión de que hoy, con el desarrollo de las redes sociales, los medios de comunicación e internet, tenemos un deseo de mediatización y de brillar a los ojos de los demás más agudizado que hace veinte años”, explica el director, que es también guionista de sus obras.

En esta propuesta de búsqueda de identidades y de rechazo a las mentiras concatenadas, desde aquella vieja idea de que una mentira sólo puede taparse con una mentira mayor, Gozlan dirige a Pierre Niney, que fue premio César 2014 como mejor actor por su papel en el biopic sobre Yves Sainte Laurent.

El resultado es una película estimable que acaso tenga en el complejo discurrir de los acontecimientos algún giro forzado pero que, a fin de cuentas, logra que mantengamos los ojos bien despiertos hasta llegar a un final de implacable moraleja.

El hombre perfectoEl hombre perfecto
Dirección: Yann Gozlan
Guion: Yann Gozlan, Guillaume Lemans
Intérpretes: Pierre Niney, Ana Girardot, André Marcon, Valéria Cavalli, Thibault Vinçon, Marc Barbé, Sacha Vijovic
Fotografía: Antoine Roch
Música: Cyrille Aufort
Francia / 2015 / 103 minutos