En la exposición se incluyen alrededor de ochenta obras, algunas de las cuales continúan series abordadas con anterioridad por la artista. Se inicia en una sala dedicada a Goya, cuya obra ha estudiado Strik para la ocasión. Los restantes bloques siguen un recorrido denso y perturbador: Brujas y místicos; Nacimiento y novia; Sala de bodas; Freud y Darwin; Rituales y renacimiento; y Sala de los sueños, que gira en torno al sueño y al mundo celestial.

La obra de Elly Strik, dibujo y pintura sobre papel, tiene como tema a novias, nacimiento, ritual y renacimiento, brujas y místicos, cielo y sueños. Las imágenes desvelan y ocultan, informan y desinforman. En sus palabras, busca “apelar a la búsqueda interior y a las inquietudes de cada uno de los espectadores para que así sus ojos sean parte de mi trabajo”.

Provocación visual

Evocando aspectos de Goya, El Greco, Darwin, Freud, Munch, Ensor o Duchamp, Strik explora las posibilidades de la metamorfosis y el proceso de la creación artística, enfrentando al espectador con apariciones mutantes cargadas de energía, transformadas en formas, retratos y figuras sobre papel que constituyen una auténtica provocación visual que obliga a reflexionar sobre la condición del hombre actual y que, según afirma el comisario de la muestra, Manuel Borja-Villel, “apelan a la noción de género y a la conciencia de la crisis de identidades”.

La identidad es uno de los pilares de la exposición. En las obras de Strik aparecen personajes de fisonomía imposible que revelan su interior y parecen observar al visitante. El mundo se sustenta en oposiciones binarias como lo femenino/masculino o lo humano/animal y las obras de la artista sugieren que esas nociones que parecen inamovibles en realidad esconden y codifican la naturaleza híbrida de cada individuo.

Más que un catálogo

Con motivo de la exposición se ha editado un catálogo bilingüe en español e inglés. Se reproducen las obras de la artista pero, además, se recogen varios textos de firmas como Carlos Gamerro, Victoria Noorthoorn, Beatriz Preciado y Bart Verschaffel. Incluye poemas de Ben Okri y una conversación entre Elly Strik y Jean-Christophe Ammann.

Elly Strik estudió en ABK Minerva (Groningen) y Jan van Eijck Akademie (Maastricht). Vive y trabaja en Bruselas. Su obra forma parte de numerosas colecciones, como el AbbeMuseum de Eindhoven, Stedelijk Museum de Ámsterdam, MuHKA de Amberes, etc. Ha expuesto su obra individualmente en centros como la Kunsthalle de Mainz (2012) o el Laboratorio Kunsthalle Lugano (2009).

Con esta exposición, el Museo profundiza en su línea estratégica de abrir espacios expositivos y de investigación para las mujeres. Esta muestra se enmarca dentro del programa del Festival Miradas de Mujeres 2014.