Anna Oppermann. Sucedáneo de problemas a través del ejemplo de las habas, 1968.

Posted by & filed under Adquisiciones, Artes Visuales, Ferias.

El Museo Reina Sofía mantiene su interés

El Museo Reina Sofía ha adquirido 18 obras de 12 artistas en ARCOmadrid 2017  por un importe total de 389.200 euros. En concreto, piezas de carácter histórico, como las de Eloy Laguardia y Mathias Goeritz, pertenecientes a la Escuela de Altamira; varias de artistas ligados al Centro de Cálculo, así como trabajos de Mladen Stilinovic, Ferran García Sevilla, Anna Opermann, Anne-Marie Schneider y Adriana Bustos.

Compartir:





Mathias Goeritz. Cartel de las Cuevas de Altamira, 1948.

Mathias Goeritz. Cartel de las Cuevas de Altamira, 1948.

Sin título (1948) de Eloy Laguardia (Zaragoza, 1927-San Sebastián, 2015) y Cartel de las Cuevas de Altamira (1948), de Mathias Goeritz (Danzing, Alemania 1915 – México, 1990) se inscriben en la actividad de la Escuela de Altamira, un grupo fundado en 1948 que reivindicaba la recuperación del arte de vanguardia frente al academicismo oficial de la época.

Actualmente el Museo se encuentra completando la representación del contexto de la Escuela de Altamira, ya que su influencia supone la coordinación de un arte moderno, e inédito en esos años, en nuestro país.

Por otro lado, uno de los objetivos del Reina Sofía en los últimos años ha sido adquirir obra del Centro de Cálculo de la Universidad de Madrid y así mejorar la representación en la colección.

Los trabajos de Tomás García Asensio (Huelva, 1940), Circular 1 (1968) y Circular 3 (1968), pertenecen a las series que presentó en Formas Computables, muestra celebrada en Madrid en 1969. Las otras dos pinturas, Sin título (1970) y Sin título (1970), son del período fundacional del Centro.

Adriana Bustos. Burning Books I, 2016.

Adriana Bustos. Burning Books I, 2016.

El conjunto de José Luis Gómez Perales (Madrid, 1923-Buenafuente de Sistal, Guadalajara, 2008), que se completa con Sucesión de Fibonaci (1970), Construcción modulada 7201 (1972) y Construcción modulada 6801 (1968), se corresponde con la labor específica realizada en el Centro de Cálculo con su aplicación directa a la pintura y su evolución inmediata, con mayor presencia del color. Mientras que de Luis García Núñez, LUGÁN (Madrid, 1929) se han adquirido Divertimento telefónico (1967), Impulsos aleatorios (1969) y Circuitos computador (1970); y de José Luís Alexanco (Madrid, 1942), una recopilación de todo el proceso que llevó a la realización de la escultura MOVNT (1974) mediante programa informático en lenguaje Fortran IV.

Las adquisicionesse completan con la obra An artist who cannot speak English is no artist (1992), de Mladen Stilinović (Belgrado, 1947- Pula, Croacia, 2016), un artista yugoslavo situado en la tradición conceptual; Sin título (Astronauta) (1973), de Ferran García Sevilla (Palma de Mallorca, 1949), una de las figuras clave del arte conceptual catalán; Ersatz Problem by Example of Beans (Sucedáneo de problemas a través del ejemplo de las habas) (1968 – 1977), de la alemana Anna Opermann (Eutin, 1940-Celle, 1993); La mer bleu (2012), de Anne Marie Schneider (Cauny, Francia, 1962); y Burning books I (2016), de la joven argentina Adriana Bustos (1965).

Más sobre: ARCOmadrid 2017, Adquisiciones, Adriana Bustos, Anna Opermann, Anne-Marie Schneider, Centro de Cálculo, Eloy Laguardia, Escuela de Altamira, Ferran García Sevilla, Mathias Goeritz, Mladen Stilinović, Museo Reina Sofía