A Magraner siempre le ha gustado buscar la interdisciplinariedad y de ahí que quisiera aprovechar este momento para dedicar un disco al pintor cretense. “Tenía interés por conocer si realmente había estado vinculado con la música española de la época y me adentré en su mundo y en el de la música que le pudo envolver durante su vida. Así fue como descubrimos las obras que aparecen en el disco”, relata.

“Teníamos muy pocas referencias del entorno musical del Greco, tan pocas, que incluso pensamos que su vinculación con la música fue muy escasa. Los últimos estudios sobre él no dicen que fuera ningún apasionado ni que tuviese en su entorno vinculaciones musicales, aunque sí es cierto que en diez o doce de sus cuadros aparecen ángeles músicos o instrumentos musicales, pero eso es habitual en la pintura manierista o en la pintura de finales del Renacimiento o principios del Barroco”, continúa Magraner.

El álbum contiene bellas músicas griegas, italianas y españolas, sones tradicionales o cultos, medievales y renacentistas, y su selección es principalmente espacial. Obras de Cesare Negri, Fabrizio Caroso, Tomás L. de Victoria, Orlando di Lasso o Diego Ortiz conforman así un viaje, el viaje de Doménikos Theotolópoulos, aunque la vinculación directa con él es imaginaria.

“No podemos decir que él escuchó esta música porque tenemos muy poca información. Lo que existe es una música con la que él convivió en espacio y tiempo y que seguramente nos estimule y nos pueda acercar a su historia y a su obra”, cuenta el director de la formación.

El pintor Jusepe Martínez hablaba sobre el Greco, 60 años después de su muerte, en sus “Discursos practicables del Nobilísimo Arte de la Pintura”. Ahora Capella de Ministrers lo recuerda en las notas de este disco: “Ganó muchos ducados, más los gastaba en demasiada ostentación de su casa, hasta tener músicos asalariados para cuando comía gozar de toda delicia”.

Recitales en EE.UU.

El grupo valenciano presentará este particular homenaje a lo largo de este año en el Metropolitan de Nueva York, la Hispanic Society o en el Instituto Cervantes de Nueva York. Sin embargo, todavía no han recibido ninguna invitación para tocar en España, algo que sorprende al director de la formación.

Desde su creación en 1987, Capella de Ministrers ha desarrollado una importante labor de descubrimiento y conservación del patrimonio musical español y ha recorrido las mejores salas de música de nuestro país: Auditorio Nacional, Palau de la Música de Valencia, Palau de la Música Catalana, Auditorio de León, Teatro de La Maestranza, El Escorial… También ha participado en numerosos festivales de prestigio y ha realizado giras por Francia, Bélgica, Rumania, Portugal, Holanda, Egipto, Italia, Alemania, Marruecos, Inglaterra, Polonia, Túnez, Chile, Portugal, Grecia, Argentina, Brasil, EE.UU. y México, entre otros países.

Según el director de la Capella desde sus inicios hasta ahora el panorama musical de la música antigua en España ha cambiado, sobre todo, “para peor en cuanto a la demanda”.

“Antes había una demanda mayor, aunque creo que la crisis también ha influido. Parece que se haya institucionalizado muchísimo más, que se haya centralizado por parte de instituciones y que se haya dejado más para los grandes circuitos, para los grandes auditorios… El problema, en realidad, son los programadores y no el público. Cuando haces conciertos en lugares históricos el público lo demanda y parece que hay una disfunción entre lo que realmente se ofrece y lo que realmente la gente demanda, que es un poco la intimidad que requiere esta música”, apunta.

 

cover1434

El Greco
El viaje musical de Doménikos Theotokópoulos

Capella de Ministrers
Textos: Alfonso de Vicente y Álvaro Zaldívar
Ingeniero: Jorge García Bastidas (dbc estudios)
Portada: La Anunciación. Museo Thyssen (Photo Scala)
Diseño y maquetación: Annabel Calatayud
DDD: 69’21”