Las Golondrinas. Foto: Javier del Real.

Las Golondrinas. Foto: Javier del Real.

En esta obra, Usandizaga trabajó con la mejor pareja de libretistas de la época, Gregorio Martínez Sierra y la esposa de éste, María de la O Lejárraga. Fue estrenada como zarzuela en 1914 y, posteriormente, tras la muerte del compositor, su hermano Ramón compuso la música a los fragmentos hablados para presentarse como ópera en 1929. Los autores del texto escribieron una poética y triste historia de saltimbanquis, que más tarde adaptaron como texto lírico a petición del joven compositor vasco.

Este angustioso drama de celos y amor en el ambiente de un circo ambulante con un payaso como protagonista cuenta con dos repartos, que incluyen algunas de la voces más reconocidas del género. El papel de Celia, causante de amores y recelos, también víctima, estará interpretado por las mezzosopranos Nancy Fabiola Herrera y Ana Ibarra; el de Lina, la joven que suspira en silencio por el amor de Puck, cobrará vida en las voces y gestos de las sopranos Carmen Romeu y Raquel Lojendio; el del payaso Puck, jefe de saltimbanquis y a su vez perdidamente enamorado de Celia, de quien es amante, estará encarnado en los barítonos Rodrigo Esteves y José Antonio López.

Completarán el cartel de cantantes el tenor Jorge Rodríguez-Norton y el bajo Felipe Bou en los papeles de Juanito y Roberto, hermano y padre de Lina respectivamente. Además, en el escenario estará constantemente presente una troupe de artistas de circo que irán desarrollando sus correspondientes ejercicios a lo largo del drama.

La nueva producción de Las golondrinas recrea el lenguaje visual del cine mudo, que se acentúa con la utilización de los grises en todo el acto primero. El paisaje prácticamente desaparece, «para que la historia se haga universal o, lo que es lo mismo, puro teatro», como señala el propio Giancarlo Del Monaco. Solo con la escena de la Pantomima surgirá el color en el escenario; este momento, explica el regista, «responde a la mejor tradición teatral; el juego del teatro dentro del teatro, y es la esencia de Las golondrinas«.

Así, Del Monaco diferencia el drama de la obra de Usandizaga del de aquellos otros, como Pagliacci o Ariadne auf Naxos, en los que también había payasos o saltimbanquis: “Unos y otros no son otra cosa que personajes de teatro que vienen a representar la parte más humana de nosotros mismos (la realidad de la vida); lo que los asemeja no es su condición de payasos, sino el hecho de que son creaciones teatrales. Y lo que pueden tener en común es la trama de la locura, esa fantasía o solución teatral que se viste de música en el escenario”.

  • De miércoles a sábados a las 20.00 h. / Domingos a las 18.00 h.