Diego de Pantoja

Posted by & filed under Exposiciones, In Memoriam.

Diego de Pantoja

Diego de Pantoja, el primer español en la China imperial

En 1582, el jesuIta italiano Mateo Ricci llegó al sur de China para predicar el cristianismo. Otro jesuita, esta vez español, cruzó la frontera china en 1601 para asentarse en Pekín. Se trataba de Diego de Pantoja (Valdemoro, 1571 - Macao, 1618), del que se conmemora el 400 aniversario de su muerte. Con motivo de la efeméride, durante el presente año se celebrarán eventos centrados en la relación intercultural España-China.

Compartir:





Cuando Diego de Pantoja llegó a China, la dinastía Ming (1368-1644) se encontraba en su recta final. En aquel momento el emperador era Wan Li (1563-1620), quien permitió la entrada de las primeras misiones cristianas encabezadas por Ricci. Tras casi dos décadas en Pekín, el jesuita español tuvo que exilarse a la colonia portugesa de Macao –al sureste de China–, donde murió.

La estela de este pionero de la sinología y de la relación cultural y comercial entre China y España motiva el homenaje y la sucesión de eventos que tienen a España y China como protagonistas. Ambos países establecieron relaciones diplomáticas en 1973, y desde 2006 funciona el Instituto Cervantes en Pekín –el más grande de la institución.

Las actividades culturales se iniciaron en diciembre en Pekín, con la presentación de sendos libros: La Sinología en España (1552-2016), de Zhang Kai; y Escritos de Diego de Pantoja, SJ, con textos originales y traducidos. Además, del 29 al 31 de mayo se celebrará el ciclo musical El clave del emperador, en referencia a quien introdujo el primer clavicordio en la Ciudad Prohibida. Otro de los eventos serán los itinerarios pantojianos, con visitas guiadas por las zonas por las que discurrió, así como la tumba de Mateo Ricci, la catedral de la Inmaculada Concepción de Nantang y el antiguo observatorio de la capital china.

Más sobre: China, Compañía de Jesús, Diego de Pantoja, España, Mateo Ricci

Comentarios

  • (will not be published)